Contra las cuerdas

Coleccionando nombres

El boxeo es frecuentemente definido como el arte de pegar y que no te peguen. Demostrar que puedes hacer mucho más que tu rival independientemente si golpeas más fuerte o no puedes boxear tan bonito. ¿Pero qué pasa cuando las ganas de mostrar qué puedes lograr quedan en un segundo plano y tu único objetivo es coleccionar nombres de campeones mundiales y ex monarcas en tu récord?

El boxeo está cambiado. Antes, la valía y el orgullo de un peleador estaba en enfrentar al más duro y demostrar superioridad, ahora solo está en voltear a ver su récord y decir: "enfrenté a fulano y también a peregano y los vencí", sin importar si era un reto en pro del espectáculo o nada más una pelea de trámite.

En este sentido Floyd Mayweather Jr. sentó no tan buenos precedentes, pues fue el primero que no tuvo reparo al enfrentar rivales que si bien no eran unos muertos consumados, los encaró justo en el momento en el que su declive no era tan perceptible, adquiriendo ligeras ventajas aquí y allá.

Varios boxeadores que ahora aspiran a ocupar el lugar que dejó vacío Mayweather, han expresado su deseo de mantener su imagen lejos de lo que fue el estilo extremadamente cuidado de Floyd, que incluía el elegir rivales con pinzas, pero aquí una pregunta para esa nueva generación:

¿A qué aspiran? ¿Coleccionarán nombres o sí pelearán?

erikamontoyag@gmail.com
twitter@LaKiks