Contra las cuerdas

Se le acabó la suerte

Adrien Broner ama y adora la polémica, pero por la forma en que la genera está mandando directito por el desagüe su carrera. En la semana fue acusado de asalto con violencia y para rematar, justo ayer dejó su campeonato en la báscula, al llegar 181 gramos arriba del peso en el que se había pactado su primera defensa... y así como va, podrá seguir de mal en peor.

Luego de crecer viendo cómo Floyd Mayweather se alzaba como un gran "anti-héroe", el chico de Cincinnati decidió seguir sus pasos, aunque su intento solo quedó en ser la copia malhecha del Niño bonito.

Ahora, encasillado en el papel de idiota que no tiene idea de dónde vive, el ya ex campeón mundial ha hecho pedacitos fajos de billetes de 100 dólares y se deshizo de ellos bajándole al baño, ha protagonizado sendos bacanales que derivaron en un video con dos chicas, además de varios encontronazos con la justicia provocados por asaltos y episodios de violencia desde antes de su mayoría de edad.

Ya que la realidad lo atropelló, El Problema Broner tendrá que sacar fuerza de flaqueza y encarar a Ashley Theophane –peleador del ahora su archirrival Floyd Mayweather– y sostener con los puños todas las amenazas que escupió durante más de dos meses. Ojalá que todo lo que está atravesando Broner lo ayude a enderezar el barco, pero me da la impresión de que él es de esas maderas que nunca agarrarán el barniz.

erikamontoyag@gmail.com
twitter@LaKiks