Llamen a los vecinos

Una victoria más para Brady sobre Manning

El 1 de noviembre del 2014, un día antes que Tom Brady y Nueva Inglaterra recibieran a Denver y a Peyton Manning, el pasador de los Patriotas le respondía una serie de mensajes a través de su celular a un amigo de la infancia, Kevin Brady, quien sacó a relucir un artículo en el que se comparaba la carrera de ambos, y en el que también, se ponía énfasis en el evidente declive en las cifras de Manning.

Brady escribió: “Gracias popa, me quedan otros 7 u 8 años. A él 2. Es el capítulo final.”

Al día siguiente Nueva Inglaterra se impuso 43-21 con 4 pases de anotación de Brady, por 2 de Manning, que también fue interceptado en dos ocasiones.

La información salió a la luz en las investigaciones que se llevaron a cabo en la apelación a la suspensión de 4 partidos contra Brady por el Deflategate, que eventualmente ganaría.

Y aunque el comentario de Brady puede sonar arrogante, particularmente porque prácticamente son de la misma edad, él cumple 39 años el 3 de agosto, y Manning 40 el 24 de marzo, el tiempo le está dando la razón.

Mientras que Brady viene de una temporada en la que recibió consideraciones para ser el Jugador Más Valioso con 36 touchdowns y solo 7 intercepciones, obteniendo una extensión de contrato por dos temporadas más, que lo ligan al equipo hasta el final del 2019, aligerando de paso el impacto de su sueldo en el tope salarial, Manning, pese a coronarse en el Super Bowl, ha tenido que lidiar con lesiones, que lo llevaron a perderse 6 encuentros de la campaña pasada, y a una baja de juego que hizo pensar que el más apto para conducir a los Broncos era Brock Osweiler. En el certamen regular acumuló 9 pases de anotación por 17 intercepciones, y de acuerdo a la métrica de “Football Outsiders” ocupó la posición 36 entre los quarterbacks, sólo por encima de Nick Foles.

Durante el fin de semana una serie de reportes, con fuentes cercanas a la familia Manning, aseguraban que se inclinaría por el retiro, aunque unas horas después la versión fue desmentida por Denver. De cualquier manera la decisión debe llegar pronto, dado que el año de la Liga inicia el 9 de marzo, y si para entonces permanece en el roster, se garantiza su salario de 19 millones de dólares para el 2016, con un impacto de 21.5 millones contra el tope salarial.

Con la defensiva de los Broncos, y el declive de Manning, ¿es sensato pagarle esa fortuna? La verdad, no. 

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak