Llamen a los vecinos

Un Super Bowl para la historia

El Super Bowl LI tenía infinidad de historias para no decepcionar, aunque a partir del segundo cuarto parecía todo lo contrario. En la mente de más de un aficionado cruzó el pensamiento de: ‘ahí vamos otra vez’, un partido totalmente cargado de un lado con diferencia de 18 puntos en favor de Atlanta.

Podía suponerse que lo mejor de la sesión no estaría en el encuentro en sí, sino más bien en el espectáculo de medio tiempo de Lady Gaga, más aún cuando la distancia creció a 25 unidades y porque el más grande regreso para ganar un Super Bowl era de 10 puntos. Es a partir de este momento donde surge la pregunta ¿ganaron el duelo los Patriotas o lo entregaron y perdieron los Halcones? Me parece que es una combinación de ambas.

En la segunda mitad Atlanta se encargó de cometer los errores con castigos costosos, una entrega de balón y sobre todo, una estrategia equivocada, dado que pudieron ganar el título simplemente corriendo. Con el marcador 28-20 y 4:47 en el último cuarto, Julio Jones hizo no solo una de las mejores recepciones del partido, sino de todos los tiempos. Era primero y diez en la yarda 22 de Nueva Inglaterra, casi asegurando el gol de campo del triunfo ya que se irían arriba por 11. Pero a continuación vino una carrera, una captura, un pase completo invalidado por una infracción, y un pase incompleto. Se salieron de territorio de gol de campo y tuvieron que despejar.

Nueva Inglaterra tuvo el mérito a partir de la segunda mitad de cerrar filas, de aprovechar las puertas que los Halcones dejaron abiertas, de ser contundentes, de ejecutar, de contar con jugadas improbables e increíbles como la recepción de Julian Edelman, y hasta con buena fortuna al ganar el volado para el tiempo extra.

En total Atlanta estuvo adelante en el marcador por espacio de 41 minutos y 18 segundos, los Patriotas solo un instante, pero para ganar. ¿Es Tom Brady el mejor pasador de todos los tiempos? En la era de los Super Bowls, sin duda, con 5 títulos, uno más que Terry Bradshaw y Joe Montana, pero se trata de una historia de 51 años, y la NFL tiene 98, y no hay que olvidar a Otto Graham de Cleveland que entre 1946 y 1955 llegó a 10 finales, ganando 7.

¿El mejor Super Bowl? Creo que no, pero indiscutiblemente fue histórico y emocionante. 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak