Llamen a los vecinos

Atlanta-Nueva Inglaterra: duelo inédito por el Lombardi

Green Bay y Pittsburgh fueron víctimas de sí mismos, incapaces de jugar de manera inmaculada en los juegos de campeonato de conferencia, de manera que Nueva Inglaterra y Atlanta se verán las caras en el Super Bowl LI, duelo inédito en el partido por el Trofeo Lombardi.

La semana próxima detallaré en el análisis de dicho enfrentamiento, pero de momento surgen una serie de datos interesantes a compartir. Es la novena ocasión que los Patriotas arriban al partido grande, un récord, y la séptima con la dupla Bill Belichick-Tom Brady, quienes suman 24 victorias en postemporada, 10 más que Chuck Noll y Terry Bradshaw de los Acereros que son segundos.

Para los Halcones es su segunda aparición, luego de enfrentar hace 18 años a Denver, en el último encuentro de John Elway en la NFL.

Nueva Inglaterra es el favorito en las apuestas, dando 3 puntos de ventaja, al tiempo que la línea fue colocada en 59 unidades, esperando un choque de toma y daca. Es la séptima vez que el mejor ataque por puntos, Atlanta con 540, se mide a la mejor defensiva en unidades permitidas, la de los Patriotas, con 250, en el Super Bowl. ¿Qué dice la historia en esta clase de duelos? En 5 de los 6 casos anteriores, la mejor defensiva ha terminado por imponerse. La única excepción se presentó en el Super Bowl XXIV, cuando San Francisco superó a los Broncos.

En cuanto a los pasadores, es un choque de contrastes, dado que mientras Brady con marca de 4-0 frente a los Halcones, con 9 pases de touchdown y una sola intercepción, tiene un sitio asegurado en el Salón de la Fama de Canton, su contraparte Matt Ryan, con toda seguridad el Jugador Más Valioso de la temporada, líder de la Liga en rating con 117.1, busca legitimar su posición dentro de la élite de la Liga, pero para ello requiere de un anillo de campeón. Será el segundo Super Bowl que se realice en el Estadio NRG de Houston. En el primero, el 1 de febrero del 2004, Nueva Inglaterra superó a Carolina 32-29, con un gol de campo de Adam Vinatieri con 4 segundos en el reloj, para el segundo título de la franquicia.

Y mientras llega el día del partido, el domingo próximo se disputará el Pro Bowl, que vuelve al formato de choque entre conferencias, a realizarse por primera vez en Orlando. 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak