Llamen a los vecinos

A 3 meses de Río, aflora la incertidumbre

El próximo 5 de agosto serán inaugurados los Juegos Olímpicos de Río, una edición inédita por ser la primera que se efectúe en Sudamérica.

Hace 7 años Río superó en la última votación a Madrid, para completar el círculo virtuoso, ya que en el 2007 Brasil se hizo del Mundial de Futbol del 2014. Y la idea no parecía descabellada. Otros países habían resuelto exitosamente el organizar ambos eventos en un lapso de dos años, y abundaban el enamoramiento y reconocimiento por Brasil. Eran el gran milagro de la economía mundial. Pero con lo que no contaban ni los brasileños ni la FIFA ni el COI, era con la desaceleración de su economía, ni con el agotamiento de su modelo al fomento del consumo, o que estallaran una serie de escándalos de corrupción como el de Petrobras, la petrolera estatal, que además atraviesa por el ajuste a la baja de los precios del crudo y por una fuerte reducción en inversión. Si a esto se le suman el aumento en el desempleo, y un plan de austeridad que elevó los impuestos y recortó el gasto, el coctel es una bomba de tiempo. El descontento popular se hizo evidente en la Copa Confederaciones con una serie de manifestaciones y el sonoro abucheo en la inauguración tanto a la presidenta Dilma Rousseff como a Joseph Blatter. Ahora ninguno de los dos está en el cargo, la primera suspendida de sus funciones por el senado al enfrentar un juicio político acusada de manipular cuentas gubernamentales previo a su reelección, y el segundo inhabilitado 6 años de toda actividad relacionada con el futbol.

El Mundial costó 13 mil 300 millones de dólares, el más caro de la historia, 10 mil millones de dólares más de lo presupuestado, y eso que varias obras de infraestructura fueron canceladas. Camino a Río 2016, el sobregiro en las finanzas es de unos 100 millones de dólares sobre los 11 mil millones presupuestados, pero además del difícil entorno político y social, se enfrentan la amenaza del virus del zika; la fuerte contaminación de las aguas donde se efectuarán las pruebas de vela, remo, canotaje y nado en aguas abiertas; apenas la mitad de los 7.5 millones de boletos se han vendido; se han implementado tres turnos para completar las instalaciones, que dicen, están al 95%, aunque en el proceso, han perdido la vida 11 trabajadores; y falta terminar el metro que conectará el parque olímpico con el resto de la ciudad. ¿Qué será de Río 2016?

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak