Llamen a los vecinos

El favorito en las apuestas

El martes de la semana pasada se puso en marcha el mercado de agentes libres de la NFL, y luego de las primeras adquisiciones, y que la mayoría de los peces gordos han firmado, se dieron a conocer a los favoritos para llegar al Super Bowl 50.

Sorprende que al tope de la lista no aparezcan los campeones Patriotas; los Halcones Marinos, representantes de la Conferencia Nacional en los dos últimos Super Bowls; las Águilas, que lucirán más fuertes con DeMarco Murray; los Empacadores o Vaqueros.

Se trata de Indianápolis, que desde la llegada del quarterback Andrew Luck como primera selección de todo el Draft del 2012, ha dado pasos lentos, pero firmes. En ese lapso han obtenido dos títulos divisionales, y han ido avanzando, con eliminaciones primero en la fase de comodines, después en la ronda divisional, y en enero en el juego de campeonato. El problema ha radicado en contener el ataque de sus rivales. El marcador combinado de esos 3 reveses en playoffs ante Baltimore, y Nueva Inglaterra los 2 más recientes, fue 112-38.

La ofensiva lucirá más sólida aún con la llegada de Frank Gore, líder corredor de todos los tiempos de San Francisco con 11,073 yardas, y promedio por acarreo de 4.3 yardas en el 2014. Ahora usará el número 23 en lugar del 21, porque ese lo tiene el safety Vontae Davis. También arriban Andre Johnson, que desde que llegó a Houston en el 2003 ha atrapado más pases y ha acumulado más yardas que nadie en la NFL, y que ahora portará el número 81 ya que el 80 es de Coby Fleener; y el hijo de Cris Carter, Duron, que pasara los dos últimos años con Montreal de la Liga canadiense.

Pero el ataque no es el problema de los Potros, generando 28.6 puntos por juego, es la retaguardia. Terminaron con registro de 11-5, y en esas 5 derrotas admitieron 31, 30, 51, 42 y 42 unidades. Pese a ello tienen razones para sentirse optimistas. En 3 temporadas con el coordinador Greg Manusky han progresado a la defensiva, pasando de la 26 total, a la 20, y en el 2014 a la 11.

Sus principales cartas como agentes libres en este departamento son el linebacker Trent Cole, que desde el 2005 en Filadelfia lograra 85.5 capturas y dos nominaciones al Pro Bowl; y el ala defensiva Kendall Langford, que reemplazará a Cory Redding que emigró a Arizona. Originalmente seleccionado por Miami, Langford jugó desde el 2012 con San Luis, y tiene la racha más larga en activo para linieros defensivos con 112 partidos. ¿Les alcanzará para llegar a Santa Clara?  

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak