Llamen a los vecinos

Un deporte que resurge de las cenizas

Prácticamente en todos los deportivos y escuelas del país existe una cancha de basquetbol. Que se aprovechen o no en su totalidad es otro asunto, pero se trata de un deporte masivo, principalmente en el norte, y que cuenta con un amplio historial en México.

En uno de los secretos mejor guardados de Juegos Olímpicos, nuestro país conquistó medalla de bronce en Berlín 1936, y 12 años después, luego de la pausa obligada por la Segunda Guerra Mundial, nuevamente se disputó el tercer puesto, aunque esta vez se cayó en Londres ante Brasil.

Los años cincuenta, pero principalmente los sesenta, fueron épocas de esplendor, con plata en los Panamericanos de Winnipeg ’67, y el quinto lugar en México ’68, con figuras como Manuel Raga, el mejor exponente del basquetbol en México, seleccionado por Atlanta en la NBA, pero que prefiriera hacer carrera en Italia, y Arturo Mano Santa Guerrero. Con el vuelo que traían, todavía se lograron clasificaciones por última ocasión al Mundial en 1974, a unos olímpicos en Montreal ’76, y el oro en el Centrobasket del ’75.

En las décadas posteriores se destacan dos preseas panamericanas y otras dos en el Centrobasket, pero sobre todo, problemas internos, grillas, malos dirigentes, resentimientos provocados a jugadores que con toda razón se negaron a representar a México, y líos legales que dejaron al deporte cerca de la muerte.

Fue hasta hace poco, cuando se puso fin a los 17 años de cacicazgo de Jorge Toussaint al frente de la federación, en los que se perdieron 4 ó 5 generaciones de jugadores, que el basquetbol comenzó a florecer. Y no es una casualidad.

Recuerdo el ambientazo en el Domo del CODE en los Panamericanos de Guadalajara 2011, en los que México, sin elementos NBA, y bajo la conducción del español Sergio Valdeolmillos, venció a Estados Unidos en semifinales, para quedarse más adelante con la plata, al igual que el equipo femenil.

La transformación continuó en el 2013, con las adiciones de Gustavo Ayón y Jorge Gutiérrez, para ganar el selectivo de América en Venezuela y el pase al Mundial de España que inicia el 30 de agosto, y la semana anterior, a imponerse en Tepic en el Centrobasket, obteniendo los boletos a los Panamericanos de Toronto y al Preolímpico de Monterrey, ambos a celebrarse en el 2015.

Se abre una nueva oportunidad para el basquetbol en México, espero que esta vez no se acabe con ella.  

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak