Llamen a los vecinos

Panorama incierto y complicado

Dentro de 3 semanas en Gocheok, Corea del Sur, en Tokio, Miami y Guadalajara se pone en marcha la fase de grupos de la cuarta edición del Clásico Mundial de Beisbol, en la que México busca avanzar por primera ocasión a semifinales. Sin embargo el camino para clasificar a la segunda ronda en San Diego se complica desde ahora para el mánager Édgar González previo a enfrentar a Italia, Puerto Rico y Venezuela que contarán con equipos sumamente competitivos.

La fortaleza de la novena mexicana radica en su pitcheo, pero es justo en este departamento donde en días recientes afloran las interrogantes. Jaime Garcia, que dejó San Luis para ir a Atlanta, espera hacer una buena pretemporada para afianzarse con los Bravos. El tamaulipeco viene por fin de tener un año sin lesiones, con 32 inicios, luego que entre el 2013 y 2015 solo acumulara 36. Además requiere de una buena campaña, dado que en el invierno se convierte en agente libre.

Una situación más complicada es la de Jorge de la Rosa, que emigró a Arizona luego de 9 años en Colorado. Su contrato es de Ligas Menores, con invitación para ir a los campos de primavera, con la intención de ganarse un puesto como relevista zurdo, posición en la que los Diamantes carecen de personal. De manera que aunque fueron anunciados en el roster oficial, no debíamos extrañarnos que por razones más que válidas, decidan hacerse a un lado.

Una baja que ya es definitiva, y que preocupa notablemente, ya que no creo que se anoten muchas carreras, es a la ofensiva. Khris Davis, elegible ya que su mamá es mexicana, prefirió hacer la pretemporada completa con los Atléticos, con los que en el 2016 conectó 42 cuadrangulares e impulsó 102 carreras. Por si lo anterior no fuera suficiente, Adrián González de los Dodgers, y hermano menor del piloto nacional, está lastimado del codo derecho debido a una sobrecarga de trabajo. Durante el receso el Titán se dedicó a labores en el gimnasio, a batear y a sesiones de boxeo. Dicen los doctores de Los Ángeles que no es de gravedad, pero tiene para un par de semanas.

El panorama luce complicado. En caso de obtener uno de los dos lugares para la segunda ronda, México sería reforzado por un par de abridores, Julio Urías de los Dodgers y Marco Estrada de Toronto.

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak