Llamen a los vecinos

Se adelantan al Draft de la NFL

Hace varias semanas que Tennessee coqueteaba con la idea de negociar la primera selección de todo el Draft, situación que finalmente ocurrió al transferirla a Carneros, necesitado de hacerse sentir en su regreso a Los Ángeles.

Ahora bien, ¿qué harán los Carneros eligiendo antes que nadie? Es un hecho que tomarán a un quarterback para que se convierta en el rostro de la franquicia, de quien esperan sea el detonante de un ataque al que sólo le haría falta esa pieza para regresar a los playoffs.

Desde luego que se supone que al realizar un movimiento de este tamaño, en el que los Titanes se hacen de 4 selecciones en este Draft, y dos más del año próximo, mientras que Los Ángeles obtiene 3, ya exista un plan definido, un nombre. Pero todo hace suponer que no es así. Los Carneros nos hacen creer que se trata de una parejera entre Jared Goff, de la Universidad de California, y Carson Wentz de la Estatal de Dakota del Norte. Al tiempo que la presencia física, el atleticismo, la fortaleza de brazo, y los triunfos favorecen a Wentz, el manejo de la bolsa de protección, el rápido desprendimiento del balón, la experiencia colegial con 37 inicios, y el conocimiento de la zona geográfica están del lado de Goff.

La última vez que Carneros encabezó el Draft fue en el 2010, cuando apostaron por Sam Bradford, pero las lesiones lo limitaron a sólo 49 aperturas en 5 temporadas, con marca de 18-30-1. Para el 2015 fue negociado a Filadelfia, del que obtuvieron a Nick Foles, que al final de la campaña y de 11 inicios, perdiera el puesto titular con Case Keenum. Para el 2012 Carneros tuvo la segunda selección total, misma que cedió a Washington, que se hizo de Robert Griffin III.

Por otra parte, Tennessee, que busca rodear de talento a su quarterback Marcus Mariotta, tendrá 9 selecciones en este Draft, incluyendo 6 en los primeros 76 casilleros. Todo depende de cómo las utilice para darle la vuelta a una franquicia que no califica desde el 2008, que sólo suma una campaña ganadora en las 7 más recientes, y que únicamente ha obtenido 5 victorias en los dos últimos años.

Una negociación así hace recordar el pacto entre Dallas y Minnesota de octubre del ’89, en el que los Vikingos se hicieron del corredor Herschel Walker, que involucró a 18 elementos, y en el que los Vaqueros adquirieron a 5 jugadores y 8 selecciones, entre las cuales eligieron a pilares como Emmitt Smith y Darren Woodson. 

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak