Llamen a los vecinos

Único en historia y estadísticas

El beisbol se caracteriza por su historia y sus estadísticas. No hay deporte más rico en ambos departamentos. Es por ello que los récords ocupan un lugar preponderante. Y dentro de estas marcas, hay algunas que lucen casi imposibles, o definitivamente imposibles de superar: Johnny Vander Meer es el único que ha lanzado juegos consecutivos sin hit ni carrera en 1938 para Cincinnati; Pete Rose tiene el récord de imparables con 4,256, el más cercano de los peloteros en activo es Álex Rodríguez con 3,084; Sam Crawford que actuara para Rojos y Tigres en las dos primeras décadas del siglo pasado posee la marca de triples con 309, el líder en activo es curiosamente su “tocayo” de apellido, Carl Crawford con 123; ¿más triunfos de por vida? El legendario Cy Young con 511, 94 más que el segundo sitio, Walter Johnson, y 290 más que Bartolo Colón, que encabeza a los pitchers de la actualidad. Rickey Henderson se robó 1,406 bases, dejando muy atrás la marca anterior de 938 de Lou Brock, al tiempo que Ichiro Suzuki es el líder en activo con 500. ¿Más home runs en una campaña? Barry Bonds con 73 en el 2001, en plena era dorada de los esteroides y la pelota viva. El que más veces se ha volado la barda desde entonces fue Ryan Howard con 58 en el 2006. Y qué decir de partidos jugados de manera consecutiva. Con 2,632 Cal Ripken Jr. despedazó el récord del Caballo de Hierro Lou Gehrig, que suspendió la racha en 2,130 encuentros debido a la enfermedad que lo llevó a la muerte. Manny Machado de los Orioles tiene la cadena más prolongada en activo con 204.

Y finalmente, el porqué de ésta colaboración. El domingo Jackie Bradley Jr. de Boston extendió a 27 el número de partidos consecutivos con por lo menos un imparable. Ayer los Medias Rojas descansaron, y hoy abren serie ante Colorado, por quienes lanza Jorge de la Rosa que reaparece luego de varias semanas en la lista de lesionados. La racha de Bradley es la más amplia desde los 28 encuentros de Nolan Arenado de los Rockies en el 2014, y está a 7 juegos del récord de Boston de Dom DiMaggio de 1949. Y fue justamente el hermano de Dom, Joe, el Yankee Clipper que en 1941 estableciera la marca de juegos seguidos con hit con 56, dejando atrás los 45 de Willie Keeler entre 1896 y 1897. El que más se ha acercado a DiMaggio fue Pete Rose en 1978 con 44. De manera que Bradley Jr. es el pelotero a seguir en este momento, en el mundo fascinante de las cifras del beisbol de Grandes Ligas.  

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak