Llamen a los vecinos

Super Bowl 48: consideraciones previas

Una vez superados los Juegos de Campeonato de conferencia, Denver y Seattle se mantienen con vida en la pelea por el Trofeo Lombardi, en un duelo inédito en la historia de los Super Bowls.

Los Broncos ganaron la Americana superando en todas las áreas a nueva inglaterra, aunque sufriendo de más al final, al convertir goles de campo en lugar de touchdowns.

Y los Halcones Marinos se hicieron del cetro de la nacional, al provocar 3 entregas tardías de balón de Colin Kaepernick. En las 3 últimas visitas de San Francisco a Seattle, todas con revés, los 49’s regalaron 10 veces la posesión del ovoide.

Para Denver, esta es su séptima visita al Super Bowl. Perdieron sus 4 primeras, 3 con John Elway, pero con él mismo en los controles, triunfaron en las dos más recientes, a principios del 98 y 99 sobre Green Bay y Atlanta. Elway es ahora el vicepresidente ejecutivo de los Broncos, y jugó un papel fundamental para convencer a Peyton Manning para que se les uniera.

Una de las preguntas que más se repetirá de aquí al 2 de febrero es ¿qué tanto le afectará el clima a Manning? Yo creo que bastante. En temperaturas gélidas como las que se esperan en el área de Nueva York, no sólo tiene marca perdedora, sino que su desempeño, más aún en postemporada, es bajo, y batallará con las corrientes de aire del estadio.

En el caso de Seattle, que por segunda vez alcanza el Super Bowl, tras caer de manera polémica ante Pittsburgh a inicios del 2006, se verá menos afectado al enfrentar a la naturaleza, ya que su ofensiva es de la vieja escuela, con un notable énfasis en el ataque terrestre, minimizando las entregas de balón, y su defensiva, la mejor de la liga, es veloz, con profundidad en sus dos primeras líneas y su perímetro es de excelencia.

Me parece que el único punto en el que los Halcones Marinos están en desventaja es en el factor experiencia. Ninguno de sus jugadores han llegado previamente a un Super Bowl, al tiempo que Denver es encabezado por Manning, que arriba a su tercero, y por su entrenador John Fox, que condujera a Carolina a la edición 38.

Me parece que no podíamos esperar un duelo más atractivo, se enfrentan los mejor sembrados en cada conferencia, el mejor ataque contra la mejor defensiva, y Manning buscando su segundo anillo de campeón.

En las apuestas Denver aparece como ligero favorito, por 2 puntos, pero me quedo con Seattle para ganarlo todo.   

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak