Llamen a los vecinos

Super Bowl XLVIII a la vista

Un par de temas han dominado la escena en los días previos camino al Super Bowl del próximo domingo. Primero, las condiciones climatológicas en el área de la Gran Manzana. Se llegó a considerar la idea de mover de fecha el partido, quizás para el sábado, o posponerlo desde unas horas, hasta varios días. La razón principal sería provocada por la dificultad del público para transportarse. Sin embargo, conforme nos acercamos al 2 de febrero, la amenaza se desvanece. Un reporte preliminar señala que las temperaturas serán, máxima de 3 grados, mínima de -1, con vientos de 7 kilómetros por hora, y una probabilidad de precipitación del 30%.

Segundo, el enojo que la NFL ha generado entre los habitantes de Nueva Jersey al colocar los reflectores en Nueva York: el boulevard del Super Bowl, que reemplaza por esta ocasión a la NFL Experience, está en Broadway entre las calles 34 y 47; también está el centro de prensa; y en el programa del encuentro, así como en los boletos, aparecen en primer plano el Trofeo Lombardi y los rascacielos de la Gran Manzana. De manera que la derrama económica más importante recae en Nueva York, mientras que sus vecinos del otro lado del Hudson hospedan a los equipos y son los anfitriones del juego, pero con menos ingresos tienen que sufragar los costos de organización y seguridad.

Sobre el partido, el duelo personal más interesante, y que puede definir el encuentro, sería entre Demaryius Thomas, líder receptor de los Broncos con 92 balones atrapados para 1,430 yardas y 14 touchdowns, con 35 pases de más de 25 yardas en los 2 últimos años, contra Richard Sherman, esquinero de los Halcones Marinos, quien interceptó 8 pases y defendió 19 más. En caso que Pete Carroll decida moverlo de su habitual lado izquierdo, asignaría a Byron Maxwell, que iniciando los 5 últimos partidos de la temporada regular, robó 4 ovoides.

Sobre el arbitraje, del que mucho se habló en las finales de conferencia, el oficial principal será Terry McAulay, que deja jugar y saca pocos pañuelos. Y hay un punto del que Seattle sacará ventaja con su retaguardia agresiva y pegajosa, sólo se marcaron 7 interferencias de pase a la defensiva en 10 juegos de playoffs.

¿Quién ganará el Super Bowl que definirá el legado de Peyton Manning? Creo que la mejor defensiva en puntos permitidos se impondrá, tal y como ha ocurrido en las 6 ocasiones más recientes en el Super Bowl, voy Seattle.  

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak