Llamen a los vecinos

Serie Mundial: lo que hay que saber

A partir de esta noche en Kansas City, el beisbol de Grandes Ligas hace una visita al reino de lo improbable para la edición 110 del Clásico de Otoño. Nunca hasta ahora en la Serie Mundial se habían enfrentado dos equipos con menos de 90 triunfos en la campaña regular: los Reales ganaron 89 juegos, por 88 de San Francisco; al tiempo que sólo una vez, en el 2002, un par de comodines, Anaheim y Gigantes, habían disputado el título.

Pero lo anterior no quiere decir que sea inmerecida la presencia de Kansas City y San Francisco en el Clásico de Otoño, que obtuvieron su sitio con postemporadas extraordinarias.

La última vez que Kansas City había clasificado a playoffs fue en 1985, cuando se coronó en 7 juegos ante San Luis, con figuras como George Brett y Bret Saberhagen. En las semanas recientes vino de atrás dos veces para eliminar en 12 entradas a Oakland; barrió a Serafines, el equipo con la mejor marca de Grandes Ligas, en la ronda divisional; y aplicó la misma dosis a Baltimore por el gallardete de la Americana. En total, marca de 8-0, con 4 triunfos en extra innings, algo nunca antes visto en un sólo año.

Para Gigantes esta es su tercera Serie Mundial en 5 campañas, tras conquistar el campeonato en el 2010 y 2012. Dejaron en el camino a Pittsburgh, a Washington en la fase divisional, y a San Luis para coronarse en la Nacional. Su registro es de 8-2, con lo que se han impuesto en 15 de sus últimos 17 partidos de postemporada.

Durante la campaña los Reales en casa, barrieron en serie de 3 juegos a San Francisco.

Los Gigantes parten como ligeros favoritos por su gran rotación abridora: Madison Bumgarner, que abre hoy acarreando una racha de 15 entradas sin permitir anotación en Serie Mundial, Jake Peavy, Tim Hudson y Ryan Vogelsong. Por su relevo, que en playoffs registra 1.78 de efectividad, y por su habilidad para fabricar carreras sin necesidad del batazo grande, ya que 10 de sus primeras 22 anotaciones en la post-temporada, se produjeron sin imparable.

Del lado de Kansas City, tendrán la ventaja de recibir 4 de 7 posibles encuentros en su estadio donde esta noche inicia James Shields 14-8, 3.21; un bullpen asfixiante encabezado por Greg Holland, con 1.80 de efectividad y que dominara a 44 de 54 Orioles;

posee una gran defensiva, y aunque fue último en home runs con 95, suma 8 en la postemporada, y fue líder en estafas con 153.  

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak