Llamen a los vecinos

Rotación mexicanizada en Baltimore

Lanzadores mexicanos en el beisbol de Grandes Ligas es algo común. Lo que no lo es tanto, es que pertenezcan a la misma rotación abridora, situación que a partir de la próxima campaña se vivirá por conducto de Miguel González y el recién llegado, Yovani Gallardo, con los Orioles de Baltimore. Gallardo deja a los Rangers después de una sola temporada, en la que acumuló marca de 13-11, y en la que ganó el título del Oeste de la Liga Americana, antes de caer en la Ronda Divisional frente a Toronto. Y aunque sus campañas de más de 200 innings han quedado atrás, que su recta ha perdido un par de millas, que su promedio de ponches ha decrecido a 5.9, y que sus bases por bolas se han incrementado a 3.3, en ambos casos por cada 9 entradas, su número de victorias es la mayor desde el 2012 cuando tuvo 16 con Milwaukee, y su efectividad de 3.42 es la mejor de su estancia en las Mayores.

El contrato es por 3 años y 35 millones de dólares, y como compensación, Baltimore tuvo que ceder a Texas la décima cuarta selección del Draft. Su llegada robustece a la que era considerada la rotación más endeble del Este del joven circuito, y que cuenta además de González, con Chris Tillman, Kris Gausman y dominicano Ubaldo Jiménez. Además, otorga una oportunidad real de ser contendiente, y de no tirar a la basura el pacto recientemente firmado con su bateador estelar Chris Davis, por 7 temporadas a cambio de 161 millones de dólares.

En el caso del Mariachi González, viene de un flojo 2015, su cuarto año con los Orioles, empatando su menor número de triunfos con 9, y con el mayor número de derrotas, 12, y de efectividad, 4.91, de su carrera en Grandes Ligas.

Yovani ya formó parte de la misma rotación abridora con otro mexicano, Marco Estrada, en el 2013 con los Cerveceros. Ambos se mantuvieron en el mismo conjunto al año siguiente, pero al final de esa temporada, Estrada fue enviado al bullpen.

Ahora bien, nada de esto tiene que ver con los Piratas de fines de los años 90, que en el ’97 contaban con Esteban Loaiza y Francisco Córdova como abridores, con José Silva iniciando ocasionalmente, y para los relevos, Ricardo Rincón y Elmer Dessens. Ese año, el 12 de julio, Córdova y Rincón se combinaron para dejar sin hit ni carrera a Houston en 10 innings. Es el doble cero más reciente de Pittsburgh. Los 5 estuvieron de vuelta con Piratas para el ’98.  

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak