Llamen a los vecinos

Recuerdo con clase

Lamentablemente en nuestro país no tenemos la cultura de rendir tributo a las figuras deportivas de antaño, por lo que las generaciones actuales tienen escasa, o nula idea, de quiénes fueron Enrique Borja, Rubén Olivares, Héctor Espino, Horacio Casarín, o Raúl Ratón Macías, e identifican a Julio César Chávez o Jorge Campos más por su actual relación con los medios de comunicación, que por lo realizado en sus carreras. ¿Acaso saben los jóvenes o inclusive los adultos sobre las hazañas de Joaquín Capilla, nuestro mejor representante en la historia de la máxima justa deportiva mundial? A lo largo de los años se han hecho algunos esfuerzos para preservar el legado de quienes elevaron al siguiente nivel a su disciplina, como el Salón de la Fama del beisbol mexicano en Monterrey, y en tiempos recientes el Recinto de los Inmortales del futbol en Pachuca, pero hace falta que permeen entre los aficionados.

Es inconcebible que en nuestro futbol no se tenga correctamente asumida la costumbre de retirar los números de íconos de sus equipos. Algunos que lo han hecho, vuelven a poner en circulación esas playeras, faltándole al respeto a quien originalmente las portó. ¿Se imaginan a un pelotero de los Yanquis con el 3 de Babe Ruth, o el 4 de Lou Gehrig?

Todo lo anterior viene a colación porque estamos a la mitad de una semana muy especial en los deportes de la Unión Americana. El domingo, ante 48,000 personas en Cooperstown, ingresó al Salón de la Fama de grandes ligas una de las clases más vastas de todos los tiempos: los ganadores de 300 juegos, Greg Maddux y Tom Glavine, Frank Thomas, con 521 cuadrangulares, y los mánagers Tony LaRussa, Bobby Cox y Joe Torre, del tercero al quinto en la lista de juegos ganados, y que de manera combinada conquistaran 8 títulos en la Serie Mundial.

Y el próximo sábado en Canton, Ohio, ante otra gran entrada, se efectuará la ceremonia de arribo al recinto de los inmortales de la NFL de 7 nuevos miembros. Habrá una gran producción de televisión, se escucharán palabras emotivas de cada uno de los presentadores y galardonados, pero sobre todo, se celebrarán con clase y categoría las extraordinarias carreras del linebacker Derrick Brooks, del pateador Ray Guy, de las alas defensivas Claude Humphrey y Michael Strahan, del tacle Walter Jones, del receptor Andre Reed y del esquinero Aeneas Williams.Ojalá algún día podamos elevar el nivel de nuestra cultura deportiva.   

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak