Llamen a los vecinos

Primera semana con el nuevo punto extra

Al efectuarse la primera semana en forma de la pretemporada de la NFL se pueden notar un par de cuestiones: uno, que el número 50 de la mitad del campo aparece en dorado, conmemorando medio siglo de los Super Bowls, y dos, que hasta ahora el cambio en la regla del punto extra ha sido un relativo, muy relativo, éxito.

Y es que en virtud de la notable capacidad de los pateadores, los puntos extra se hicieron una rutina. En el 2013 los pateadores convirtieron 1,316 de 1,321 intentos, es decir el 99.6%, y en la campaña anterior se lograron 1,222 de 1,230, para el 99.3%. Por ello, y después de coquetear durante años con la idea de mover la línea de golpeo hacia atrás para añadir un grado de dificultad extra, el cambio se ha hecho oficial para la temporada que está por iniciar. Ahora la línea de golpeo se ubica en la yarda 15 en lugar de la yarda 2, que permanecerá, por cierto, para las conversiones de 2 puntos.

De manera que los intentos de punto extra para fines prácticos son ahora goles de campo de 33 yardas: las 15 de la línea de golpeo, las 8 que se envía el balón hacia atrás para ser pateado, y las 10 de las diagonales.

La modificación al punto extra llegó en el 2014, pero en una fase experimental durante las dos primeras semanas de la pretemporada. Durante ese periodo solo se acertó en el 94.3% de las ocasiones, pero hay que tomar en cuenta que al ser juegos de exhibición, quienes ejecutaron los puntos extra eran pateadores de segundo equipo que buscaban una oportunidad.

El fin de semana pasado se convirtieron exitosamente 44 de 46 de los puntos extra, para el 95.7%.

Como dato adicional, durante el 2014 los pateadores acertaron en el 95.3% de las ocasiones en intentos de gol de campo entre 30 y 35 yardas, pero aquí hay un punto fino. Y es que de acuerdo a la ocasión, el balón era centrado del lado izquierdo o derecho de las hashmarks, las líneas que están a los lados del eje central del campo de juego, según fuera el caso, provocando problemas de ángulo. En los puntos extra, el ovoide es colocado en el centro del terreno, lo que debe elevar el promedio.

Finalmente, es necesario comentar sobre la extensión de contrato de Philip Rivers, que lo mantendrá con los Cargadores hasta el 2019, luego que hace unas semanas se mencionó su posible salida del equipo. El pacto por 83.25 millones de dólares, tiene 65 de ellos garantizados, un nuevo récord, por encima de los 64 de Ben Roethlisberger con Pittsburgh.

enrique.burak@milenio.com
twitter@EnriqueBurak