Llamen a los vecinos

Pittsburgh, un desastre que tiene remedio

En muchos aspectos la temporada de los Acereros ha sido para el olvido. Iniciaron con 0-4, su peor arranque desde 1968; en el partido inaugural perdieron a su centro estelar Maurkice Pouncey, lesionado de una rodilla; su ataque terrestre es el número 30 de la Liga; y para colmo, trascendió que Ben Roethlisberger, que ha llevado a Pittsburgh a 3 Super Bowls, ganando 2 de ellos, no está a gusto en la organización, iniciando una serie de rumores que lo colocan en otra escuadra, aunque con una gran rapidez su agente señaló, que al contrario, su cliente tiene aún mucho que dar, esperando llevar a los Acereros a varios títulos más.

Nada lo ha dicho de manera oficial, pero se especula que una de las razones de la molestia del Big Ben, es su actual contrato, que le pagará 12.1 millones de dólares en el 2014, y 11.6 millones en el 2015, cuando otros quarterbacks, que no reúnen sus mismas credenciales, andan en 20 millones por año. Otro motivo es su pobre relación con el coordinador ofensivo Todd Haley, quien por defender su trabajo, habría comunicado a un contacto de la prensa, sobre la falta de profesionalismo de Roethlisberger fuera del terreno de juego.

Pese a todo lo anterior, es probable que la temporada de Pittsburgh aún tenga remedio. El domingo vinieron de atrás para vencer a Detroit, en la que debe ser su victoria más sonora del año, con Roethlisberger enviando la mayoría de las jugadas, y pasando para 367 yardas y 4 touchdowns. El triunfo los ubica con 4-6, mismo registro de Baltimore y Cleveland, empatando el segundo, o el último lugar del Norte de la Americana, según sea su punto de vista, con Cincinnati al frente con 7-4.

Para los playoffs avanzan los campeones de cada división, además de un par de comodines, y asumiendo que uno de esos boletos de comodín será para el segundo lugar del Oeste, Denver o Kansas City, sólo quedaría un puesto disponible por esa vía, mismo que por ahora pelean 8 conjuntos: Jets y Miami con 5-5, Pittsburgh, Cleveland, Baltimore, Tennessee, Oakland y San Diego con 4-6.

En la recta final los Acereros enfrentan 2 veces a Cleveland, además de Cuervos, Delfines, Bengalíes y Empacadores, y al ganar 4 de sus últimos 6 encuentros, parece que por fin se han embalado.

En cuanto a la situación Roethlisberger-Haley, la ciudad parece demasiado pequeña como para que permanezcan en ella los dos el año próximo.   

enrique.burak@milenio.com