Llamen a los vecinos

Mexico al Clásico Mundial

Con más dificultades de las que se podían suponer —ya que un par de victorias se obtienen por nocaut ante Nicaragua, y una más frente a la República Checa por diferencia de una carrera—, la selección mexicana de beisbol logró el pase para el Clásico Mundial de Beisbol del año próximo con sedes aún por definir, aunque lo más probable es que la fase final sea en Estados Unidos.

La clave del equipo dirigido por Édgar González, recayó en el pitcheo abridor de Alejandro Soto, Stephen Landazuri y de Dany Rodríguez, al que a su vez se sumó el relevo. A lo largo de 23 innings solo se permitieron dos carreras. Pero el ataque padeció por momentos, y es una luz ámbar camino al Clásico Mundial al que México accede por cuarta ocasión. Frente a los nicaragüenses se anotaron 23 carreras, pero 14 de ellas fueron sucias, producto de errores, pelotazos y wild pitches. Contra una mejor escuadra las probabilidades de triunfo se limitan.

Ahora bien, es cierto que muchas cosas cambiarán de aquí al año entrante al añadirse jugadores que reforzarán a la selección, aunque también es una realidad que se depende del momento por el que atraviesen en sus equipos, ya que no hay que olvidar que el torneo se desarrolla en plena pretemporada, y de la disposición de éstos para cederlos.

Es curioso, pero pese a que se trata de un evento organizado y fomentado por el beisbol de Grandes Ligas, son ellos mismos quienes lo obstaculizan, al limitar las actuaciones de sus peloteros, o evitar que acudan con sus seleccionados.

Este torneo surge como una respuesta al Comité Olímpico Internacional por desaparecer al beisbol de su programa a partir de Londres 2012.

¿Porqué ya no está ? Por la negativa de las Mayores para que sus mejores peloteros estuvieran disponibles para representar a sus países. Solo en el boxeo, que está generando una serie de reformas para que participen todos los profesionales, y en el futbol, que coloca el límite en 23 años de edad, además de tres refuerzos mayores para no rivalizar con su Mundial, situación entendible, no actúan los mejores.

Me es difícil entender que ante años de amenazas por parte del COI, en Grandes Ligas no hayan sido capaces de programar una pausa en la temporada de una semana cada cuatro años, tal y como ocurre con el hockey sobre hielo, cuando su temporada coincide con los Olímpicos de Invierno. 

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak