Llamen a los vecinos

Llego el "Draft" de la NFL

A partir de este jueves se celebra en Nueva York la edición 79 del Draft de la NFL, y como ocurre desde el 2006, la sede será el Radio City Music Hall.

Es un evento fastuoso, abierto al público, y con transmisión por televisión a través de dos cadenas de cable, algo muy distinto a lo que sucedía en el primer Draft, en 1936, en un hotel de Filadelfia. Sin contar con departamentos de scouteo, las elecciones se basaban en reportes de periódicos, recomendaciones, y en visitas esporádicas de los ejecutivos de los equipos a algunas universidades. Se eligió a 81 elementos, siendo el primero de ellos el corredor de la Universidad de Chicago Jay Berwanger, por las Águilas, un año antes ganador del Trofeo Heisman. Sin embargo, no hubo acuerdo, ya que Berwanger pretendía 1,000 dólares por partido. Sus derechos fueron transferidos a Chicago, y tras no clasificarse en decatlón para los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín, se dio una nueva negociación fallida ahora con George Halas propietario de los Osos, cuya oferta fue de 13,500 dólares, 1,500 menos de lo pretendido por Berwanger, que nunca jugó en la NFL.

El orden de selección es inverso a las posiciones ocupadas el año anterior, a no ser que los equipos tengan comprometidas sus selecciones por negociaciones previas, empezando por el peor, en este caso Houston con 2-14, y terminando con el campeón, Seattle. El jueves se desarrolla la primera ronda, el viernes segunda y tercera, y el sábado de la cuarta a la séptima, para un total de 256 elecciones al añadir 32 suplementarias.

Jets y San Luis son los que tienen más selecciones con 12, mientras que Indianápolis el que menos con 5.

Para esta nueva edición del Draft ya se ha establecido un nuevo récord, con 98 jugadores elegibles que no completaron su proceso colegial, 25 más que la marca del año pasado.

Entre ellos aparece el ala defensiva Jadeveon Clowney de Carolina del Sur, que todo apunta será tomado por los Texanos con la primera selección general, para formar la línea frontal más temida de la Conferencia Americana con J.J. Watt. Pero Houston también carece de un quarterback y se ha pensado en Johnny Manziel de Texas A&M, ganador del Heisman en 2012. Los Texanos están en una posición parecida al 2006, cuando tenían la opción de elegir al liniero defensivo Mario Williams o al corredor Reggie Bush. Se decidieron por el primero, y no se arrepintieron.  

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak