Llamen a los vecinos

Llegaron los juegos, pero el escandalo sigue

Nada mejor para la NFL que el arribo del fin de semana, y con él, el desarrollo de los partidos correspondientes a la segunda jornada, para dejar de lado, por un momento, los días más grotescos y vergonzosos que recuerde la Liga.

Y es que en el caso de Ray Rice, ahora ex corredor de los Cuervos, surgen un par de vertientes. La primera, una detestable realidad de violencia doméstica, a la que se han sumado los casos de Ray McDonald de San Francisco, Greg Hardy de Carolina y Adrian Peterson de Minnesota, que no son hechos aislados producto del futbol americano profesional, sino más bien, un reflejo de la sociedad estadunidense.

Y dos, el pésimo manejo de la liga, que la ha llevado a perder credibilidad. Casi nadie cree, que con sus vastos recursos y conexiones, la NFL no haya tenido acceso al segundo video emitido por TMZ, donde se ve la golpiza de Rice a su entonces novia, ahora esposa. Dicen que pese a múltiples solicitudes, las autoridades de Nueva Jersey no se lo entregó, y que sería ilegal hacerse de él por otro medio. En casos anteriores donde la Liga actuó, no se hizo de evidencia cumpliendo con toda la normatividad. Luego aparece una fuente anónima que asegura envió el video en abril a sus oficinas y que tiene una confirmación telefónica, grabada desde un número de la NFL, donde una mujer comenta que las imágenes son horribles. Reaccionando al escrutinio público, el comisionado Roger Goodell solicitó una “investigación independiente” para examinar la “investigación de la liga”, encargándola al ex director del FBI Robert Mueller, ahora socio de una firma de abogados, misma que colaboró para que la NFL negociara un contrato de cable, que representa a Dan Snyder, propietario de Pieles Rojas de Washington, y que tiene antecedentes con otros empleados de la NFL. ¿“Investigación Independiente”?

En otros asuntos, con el triunfo de Nueva Inglaterra sobre Minnesota, Tom Brady llega a 149 victorias en campaña regular, solo detrás de las 186 de Brett Favre y las 169 de Peyton Manning. ¿Quién se iba a imaginar que a estas alturas estarían invictos Búfalo y Houston? Quizás la calma llegó a los Bills al aprobarse por mil 400 millones de dólares la venta de la franquicia al propietario de los Sables de la NHL, mientras que los Texanos se han convertido apenas en la sexta escuadra con al menos 5 campañas consecutivas con arranque de 2-0. 

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak