Llamen a los vecinos

Liga de vanguardia

La tecnología de punta siempre ha estado al servicio de la NFL, y como muestra, los nuevos sistemas que se estrenaron el domingo en el partido del Salón de la Fama entre Gigantes y Buffalo en Canton, Ohio.

Desde hace décadas el futbol americano se ha valido de fotografías en blanco y negro, a disposición de entrenadores y jugadores en cosa de 40 segundos, para estudiar formaciones y estrategias durante el desarrollo de los encuentros. Y aunque dicho sistema aún se mantiene vigente, desde el fin de semana cada escuadra cuenta con 25 tabletas electrónicas, 13 en el campo y 12 para los asistentes en las alturas, para ver esas imágenes, pero a color, en un lapso no mayor a 5 segundos, y con la posibilidad de realizar acercamientos para un mejor y profundo análisis. Por cierto, no tendrán internet por aquello de las distracciones.

Además, se ha mejorado la comunicación entre los oficiales. Ahora los 7 cuentan con micrófonos y audífonos inalámbricos para hablar y escucharse entre sí. Ya no es necesario que un oficial que observó una interferencia de pase recorra 30 yardas para informarle al árbitro principal, tanto de la infracción, como del culpable. Ahora puede hacerlo desde su posición, apretando un botón.

La repetición instantánea también sufre un ligero ajuste en el procedimiento. Aunque el oficial principal tiene a su cargo la decisión final sobre las jugadas a revisar, otro par de ojos, en las oficinas de la liga en Nueva York, adelanta el proceso de observar repeticiones mientras el oficial del terreno charla con el entrenador que desafió la acción, hace el anuncio en el sonido local, y se dirige al monitor. Existe comunicación entre ambos para intercambiar impresiones. 

Por otra parte, y debido al mayor alcance de los pateadores en los últimos años, fue necesario que los postes se alargaran, de los 30 pies o 9.144 metros que tenían desde 1974 hasta la campaña anterior, a 35 pies o 10.668 metros. Con ello se facilita la labor de los oficiales.

Finalmente, y hablando de la efectividad de los pateadores, la NFL busca hacer menos rutinarios los puntos extra, ya que el año pasado se convirtió el 99.6% de los mismos. Por ello durante las 2 primeras semanas de pre-temporada la línea de golpeo será movida de la yarda 2 a la 15, para que en lugar de intentos de 20 yardas, éstos sean de 33. En caso que un conjunto se decida por la conversión de 2 puntos en lugar del extra, el balón se seguirá colocando en la yarda 2. 

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak