Llamen a los vecinos

Grandes Ligas en México

El fin de semana beisbolero en la capital fue todo un éxito. Desde el viernes con el Home Run Derby vistiendo de diamante la plancha del Zócalo, hasta la serie de un par de encuentros entre Houston y San Diego en el pequeño, pero funcional Parque Fray Nano.

Es cierto que los encuentros fueron sumamente disparejos, 11-1 para los Astros el sábado, y 21-6 para los Padres el domingo, pero hay que tomar en cuenta tres factores: primero, los equipos se dividieron, para disputar partidos ese mismo día tanto en nuestro país como en Estados Unidos, diluyendo como consecuencia el talento; segundo, no es fácil para los lanzadores adaptarse a la altura de la Ciudad de México, donde la densidad del aire otorga una menor resistencia al vuelo de la pelota; y tercero, se dio la oportunidad de jugar a una buena cantidad de peloteros mexicanos para mostrarse frente a su público, aunque algunos aún no están listos para actuar a este nivel.

 Eso sí, a destacar las participaciones del poblano César Vargas, pitcher triunfador del domingo, y de Leo Heras, que el fin de semana conectó 4 imparables y produjo 4 carreras para Houston.

Desde luego que todo es perfectible, pero no hay que tirar por la borda que se rompió el ayuno de poco más de una década de beisbol de Grandes Ligas en la capital.

Los siguientes pasos deben ser encaminados a que en ocasiones futuras, y creo que así será, ya que MLB abrió una oficina en México, y porque las palabras del comisionado Rob Manfred, suenan a un legítimo interés por promover el deporte en nuestro país, y no a política barata para quedar bien con el anfitrión, irían dirigidos a que las novenas acudan con planteles completos, y a que se retomen los encuentros de campaña regular como ocurrió en Monterrey a fines de los años 90. Pensar en una franquicia en territorio mexicano luce fuera de toda proporción.

De manera que el beisbol se une a una interesante oferta en la Ciudad de México, sumándose a la reaparición de la Fórmula 1, cuyo contrato inicial fue por 5 años con opción a uno más; al duelo anual de la NBA; al partido del 21 de noviembre entre Houston y Oakland en el estadio Azteca, el primer lunes en la noche que se realice fuera de Estados Unidos, y el primero de un pacto de 3 juegos en el Coloso de Santa Úrsula con la NFL; y a la posibilidad de traer a la NHL en fechas próximas. 

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak