Llamen a los vecinos

Clásico de mitad de temporada

Esta noche en Minneapolis se efectúa la edición 85 del Juego de Estrellas de las Mayores, que como ocurre desde el 2003, otorga la ventaja de recibir los dos primeros encuentros de la Serie Mundial a la Liga triunfadora.

Es la tercera vez que los Mellizos son anfitriones del clásico de mitad de temporada, que como cosa curiosa, se ha disputado en igual número de escenarios. La primera, en 1965 en el Estadio Metropolitano, donde actualmente se encuentra el Mall of America, el centro comercial más visitado del mundo; en 1985 en el Metrodomo, sobre el que se construye la nueva casa de los Vikingos; y ahora en el Target Field, inaugurado en el 2010.

Pese a que ambas Ligas se alternan el derecho a la sede del duelo, los Cachorros buscaron una excepción a la regla para festejar el centenario de la apertura del Wrigley, que no les fue concedida.

Se espera que el impacto económico en el área sea de 75 millones de dólares con el arribo de 160 mil visitantes.

Será el décimocuarto y último juego de estrellas para Derek Jeter, justo un año después que se despidiera de esta clase de encuentros su compañero Mariano Rivera. El capitán de los Yanquis ha sido colocado como primero en el orden por el mánager de la Americana, John Farrell.

Abre por la Liga Nacional Adam Wainwright de San Luis, de 32 años, en su tercera aparición en el clásico de mitad de campaña, con marca de 12-4, 1.83 de carreras limpias, el segundo mejor de las Mayores, y el número uno en el viejo circuito en entradas trabajadas con 138 y juegos completos con 3. Es el décimoprimer Cardenal que inicia este partido, y primero desde Chris Carpenter en 2005.

La designación en la Americana recayó en Félix Hernández de Seattle, que se convierte en el primer venezolano que abre el Juego de Estrellas, primero de los Marineros desde Randy Johnson en el ’97, y que peleaba el honor con el japonés Masahiro Tanaka de los Yanquis, pero que quedó fuera por una lesión en el codo.

El Rey Hernández, quinta vez nominado para este encuentro, no ha permitido más de 2 carreras en ningún inicio desde el 12 de mayo, tiene marca de 11-2 y efectividad de 2.12.

El año pasado en el Citi Field de Nueva York la Americana se impuso 3-0, cortando una racha de 3 victorias consecutivas de la Nacional, para acercarse en la serie de todos los tiempos 39-43, con 2 empates.

Ningún jugador mexicano fue llamado para el partido de esta noche. 

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak