Llamen a los vecinos

Cita con la historia

Clayton Kershaw de los Dodgers es considerado el mejor lanzador de las Mayores del momento, y no es para menos. Para sustentar lo anterior tiene en su haber 2 trofeos Cy Young de la Liga Nacional, 3 títulos de carreras limpias, la triple corona de pitcheo del 2011 y una campaña de 21 victorias. Por si fuera poco, el miércoles pasado ante Colorado sumó su primer sin hit ni carrera, el número 284 de todos los tiempos, vigésimo segundo en la historia de la franquicia, y segundo del 2014. En el trayecto ponchó a 15 Rockies, y su labor pudo ser inmaculada, de no ser por un error del parador en corto Hanley Ramírez en la séptima entrada.

Este martes por la noche en Kansas City, Kershaw tiene la oportunidad de igualar un hecho que sólo se ha presentado una vez en Grandes Ligas: lanzar juegos sin hit ni carrera consecutivos.

La distinción le pertenece al zurdo Johnny Vander Meer de Cincinnati, en su primera campaña completa en las Mayores en 1938. El 11 de junio los Rojos fueron anfitriones de los Bravos de Boston, hoy de Atlanta. Vander Meer dio 3 bases por bolas, recetó 4 chocolates, ningún corredor llegó a segunda, y Cincinnati se impuso 3-0.

Cuatro días después en Brooklyn, Vander Meer entonces de 23 años y con una recta poderosa, no salió tan fino en el primer partido nocturno del Ebbets Field, casa de los Dodgers hasta su mudanza a Los Ángeles en 1958. Aunque ponchó a 7, otorgó 8 pasaportes, e incluso llenó la casa en la novena. Finalmente con el apoyo de sus compañeros a la defensiva, logró la victoria 6-0.

Ambos triunfos formarían parte de una racha de 9 juegos ganados en línea, y estableció la marca de 21 entradas y 2/3 sin recibir imparable. El resto de su carrera fue dominada por su inconsistencia y las lesiones. Con los Rojos ganó la Serie Mundial de 1940, vistió también las franelas de Cachorros y Cleveland, y al final, registró 119 victorias y 121 reveses que no le aseguraron un sitio en el Salón de la Fama.

Como dato curioso, en 1952, y ya jugando en las Menores, en la Liga de Texas, lanzó un juego sin hit ni carrera más, con Tulsa ante Beaumont.

Vander Meer encabeza otro selecto grupo, el de dos partidos de doble cero en la misma temporada. Le acompañan Allie Reynolds de los Yanquis del ’51; Virgil Trucks de Detroit del ’52; y Nolan Ryan de California en el ’73.

¿Podrá Kershaw sumar una raya más al tigre? La respuesta esta noche frente a los Reales.  

 

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak