Llamen a los vecinos

Apuntes a mitad de temporada

Esta noche se efectúa la edición 87 del Juego de Estrellas de Grandes Ligas, que se disputa en San Diego por tercera ocasión, tras las ediciones de 1978 y 1992, y tal como ha ocurrido desde el 2003, el circuito vencedor obtiene el derecho a recibir los dos primeros encuentros de la Serie Mundial. La Liga Nacional ha ganado 43 partidos por 41 de la Americana, que se ha impuesto en los 3 más recientes.

Ned Yost, mánager del joven circuito designó como abridor a Chris Sale de Medias Blancas, que en su séptima campaña en las Mayores hace su quinta aparición en este encuentro, es líder en triunfos con marca de 14-3 y su efectividad es de 3.38. Mientras tanto, Terry Collins de la Nacional le da la pelota a Johhny Cueto, que en su primera temporada en San Francisco registra 13-1 y 2.47. Es el quinto dominicano y primero desde el 2010 que inicia el Juego de Estrellas.

Por otra parte, una serie de historias se desprenden de la primera mitad de la campaña.

Baltimore encabeza el Este de la Americana con 137 cuadrangulares en 87 juegos, a ritmo de concluir con 255. Seattle del ’97 posee el record de palos de vuelta entera en un año con 264. 13 equipos llevan paso de 200 homeruns. La marca es de 11 del 2000.

Detrás de los Orioles viene Boston, líder de Grandes Ligas en carreras, 490, hits, 903, y promedio de bateo, .292. Además, David Ortiz en su temporada de despedida, acumula 72 producidas, la mayor cantidad en la pausa para un jugador de 40 años, y 22 cuadrangulares.

Cleveland es líder de la Central de la Americana con 6.5 juegos de ventaja sobre Detroit, la más amplia para los Indios desde el 2007 cuando enfrentaron a Medias Rojas en la Serie de Campeonato. Es el mejor equipo de las Mayores desde el 1 de junio con 26-12.

Y con 54 victorias, Texas es el mejor del Oeste y de la Liga, con porcentaje de .600.

En el Este de la Nacional, Washington le ha ganado 9 de 13 a los Mets, con 21 impulsadas de Daniel Murphy frente a su ex equipo. Murphy también es el mejor en promedio de bateo de las mayores con .348.

En la Central dominan los Cachorros, que iniciaron con un ritmo espectacular, con 27-9, pero se han dado cuenta que la temporada es un maratón y no una prueba de velocidad ganando solo 6 de sus últimos 21 encuentros.

Finalmente en el Oeste, se nota que es año par. ¿Por qué? San Francisco se coronó en 2010, 2012 y 2014. Y ahora en el 2016, posee la mejor marca de Grandes Ligas con 57-33, aventajando por 6.5 juegos a los Dodgers.   

enrique.burak@milenio.com

twitter@EnriqueBurak