El color de Faitelson

“No era penal…”.

Ganó México, pero no estoy tan seguro de que, anoche, a las afueras de Nueva York, haya ganado el "juego limpio".

México jugó mejor durante 121 minutos. Tuvo mayormente el control del juego y las principales oportunidades de gol ante un Costa Rica bien parado en la cancha y con destellos de la personalidad que presume desde el verano pasado en Brasil. Si alguien merecía el triunfo, esa era México, pero esto no es un juego de merecimientos y sí, quizás, un juego de intereses, un poderoso juego de intereses donde a la menor vacilación, el arbitro sabe en qué dirección "debe soplar el viento".

La jugada del minuto 121 del tiempo extra no parecía una falta clara sobre Oribe Peralta. El arbitro ++el guatemalteco Walter López++ decidió marcar el penalti y en su decisión pudo haber pesado el interés de los organizadores de la Copa Oro ++la "nueva Concacaf" o la "vieja Concacaf"++ de que México y Estados Unidos lleguen a la final del certamen.

¿Hubo cosas buenas de México? Sí, sin duda. Jugó su mejor partido de la Copa Oro. Más concentrado, más dinámico, más profundo y con más ideas que en los tres partidos de la ronda de grupos, pero la incapacidad o su incapacidad de abrir el marcador era parte del "secreto" costarricense para tratar de alargar la agonía del partido.

La otra pregunta: ¿Pudo ser un error del arbitro? Sí, pero el futbol es un juego de intereses y la Concacaf es una de las áreas futbolísticas más corruptas del mundo. Apenas el sábado, el ex presidente del organismo, uno de los siete oficiales de FIFA detenidos en Suiza hace algunas semanas, pago una fianza de 10 millones de dólares luego de declararse inocente de los cargos de corrupción que le imputa la justicia de los Estados Unidos. De que hay intereses, los hay. De que hay corrupción, la hay. De que hay juego sucio, lo hay.

México esta en semifinales de la Copa Oro, contra viento y marea y rodeado de una gran polémica. Lo que vendrá a continuación también será complicado.

Lo irónico del asunto es que un año después de dejar el Mundial quejándose de que "no era penal", México conoce el "otro lado de la moneda". Anoche, avanzo con una jugada que "no era penal...".

@Faitelson_ESPN