El color de Faitelson

La crisis de tres “grandes”…

A la pesada crisis futbolística de Chivas, Pumas y Cruz Azul, hay que agregar otro factor inevitable: que su acérrimo rival deportivo, el América, haya comenzado el torneo de forma perfecta.

Algunos dicen que es la falta de gol. Otros que es un tema de carácter y de entrega y hay quienes, de plano, admiten que se trata de un asunto de calidad. Todos tiene un punto de vista, pero al final nadie tiene la precisión de cómo Chivas, Pumas y Cruz Azul pueden dejar atrás su crisis futbolística.

En los tres casos hay otro factor a tomar en cuenta: son equipos de orden mediático, con lo cual, una mala o una buena recha se acentúa más que en otras situaciones.

En Chivas hay un cambio en la manera de afrontar el temporal; el domingo, al final de la malograda jornada ante Santos, Jorge Vergara bajó a los vestidores para fortalecer un proyecto y no para romperlo. El Guadalajara, por primera vez en esta profunda y larga época de ausencia, está tomando una estrategia distinta.

Lo de Pumas es una cuestión más profunda que designar un entrenador. Nombres e ideas sobran en el horizonte, lo que realmente hace falta es un plan que incluya un director deportivo, un cuerpo técnico y una relación adecuada con respecto a la producción de fuerzas básicas. Antonio Sancho, como vicepresidente y Guillermo Vázquez, como entrenador, es una forma de volver a sus raíces, a su esencia natural. Sancho y Vázquez requerirán de tiempo y espacio para trabajar, pero Pumas ya tiene una esperanza hacia el futuro…

En Cruz Azul parece existir un plantel con la calidad suficiente para ser un protagonista del torneo. Ese mismo equipo encabezó el campeonato anterior con más de 30 puntos recabados. El inicio ahora ha sido lento, con pocas condiciones futbolísticas y con la acusación más recurrente de la última época cuando se trata de Cruz Azul: la ausencia de carácter en sus futbolistas.

El presente de Chivas, Pumas y Cruz Azul tiene muchas cosas en común. Le faltan goles, personalidad y condiciones para jugar al futbol. Tienen, además, otra urgencia contra la cual luchar: el tiempo.

Y yo agregaría otro gran problema dentro de este cuadro: que el gran rival de los tres, el América, por el contrario, ha tenido un inicio perfecto después de cinco fechas. Ese, también, es un factor que presiona y que marca diferencia.

En resumidas cuentas, todo hoy le hace daño a Chivas, Pumas y Cruz Azul.  

 

david.m.faitelson@espn.com

twitter@Faitelson_ESPN