El color de Faitelson

Toronto 2015: ‘Ahora o nunca’

Aparentemente América es la tierra de los grandes atletas del mundo. Usain Bolt y Michael Phelps son, técnicamente, dos atletas panamericanos, pero, por una cuestión u otra, no están aquí. Sin ellos, Toronto 2015 tendrá que sobrevivir. 

Un domo gigantesco para la ceremonia inaugural. El Cirque du Soleil, las luces, los sonidos, un atleta volando desde la icónica Torre CN con el fuego panamericano en la mano, instalaciones deportivas de primer nivel y una villa de atletas con todas las facilidades. Medios y vías de comunicación de primer mundo.

Los Panamericanos llegaron a su sitio perfecto, pero ahora y como ocurre casi siempre, todo está en manos, en pies, en las mentes y en la imaginación de los verdaderos protagonistas: los atletas.

El gran reto de los decimoséptimos Panamericanos radica en que el nivel deportivo esté a la par con una inversión de más de 1.5 billones de dólares que Canadá ha puesto para la realización de los Juegos. Canadá misma le ha enviado un mensaje contundente a sus deportistas: ‘Ahora o nunca’, a buscar marcas, medallas, a tratar de volcar toda su fuerza para transformar al país en la primera potencia del deporte panamericano.

Temprano, el sábado, cuatro robustas chicas impulsaban la canoa en el K4 500 metros para obtener la primera medalla dorada. El Oh…Canadá fue, como se esperaba, el primer himno en retumbar aquí en Toronto. Unos minutos más tarde, las buenas noticias seguían llegando, esta vez desde la moderna piscina panamericana, donde el dueto de Jacqueline Simoneau y Karine Thomas establecía condiciones en la natación sincronizada.

Estados Unidos, el histórico dueño de la tabla de medallas, ha vuelto a venir aquí con un equipo B en disciplinas claves como la natación o el atletismo. En tiempos pasados, con esas condiciones, siempre le alcanzó para ejercer el dominio en la tabla de preseas. 

Hay otro punto a tomar en consideración. Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro están a 13 meses. Siete deportes tendrán una clasificación directa para 2016 y otros seis servirán para acumular marcas y obtener el boleto.

Brasil viene otra vez con una delegación poderosa, que en los últimos dos Panamericanos -uno en casa, en Río y el otro en Guadalajara- ha podido mantener sus tamaños en cuanto a la obtención de las preseas doradas. Ellos, indudablemente, le darán un auge importante a los Juegos en la mayor parte de sus disciplinas.

Hay, por supuesto, una lista de grandes atletas que están aquí: la nadadora norteamericana Nathalie Coughlin, el también nadador brasileño Thiago Pereira, el velocista dominicano Félix Sánchez, el veterano ciclista argentino Walter Pérez, el decatleta canadiense Damian Warner y el jinete, también de Canadá, Ian Millar. Todos ellos atletas de clase mundial.

Toronto 2015 ofrece un escenario fantástico para las siguientes dos semanas. Sedes deportivas de primer nivel, modernas, bellas y con todas las facilidades para el atleta y para el aficionado, pero el gran reto seguirá siendo la parte deportiva, donde se espera que los atletas sean mejores, más rápidos, más fuertes, más altos...

david.m.faitelson@espn.com

twitter@Faitelson_ESPN