El color de Faitelson

Noche de semifinales: Cualquier cosa puede suceder…

Los “milagros” no suelen existir en el futbol. Suponer que el América cambiará de la noche a la mañana y que se encontrará de pronto con el estilo y las condiciones que le gustan a sus aficionados o que Tigres y Toluca se brindarán en una seria a “ir y venir”, totalmente abiertos, sin reservas ni precauciones me parece un pensamiento utópico de cara a las semifinales del futbol mexicano que comienzan esta noche.

Los milagros no existen, pero el futbol lo juegan y lo determinan “seres humanos”, que piensan y sueñan como usted y como yo. Que tiene temores, momentos de inspiración y que puede inventar y transformar en cualquier momento. De ellos, de los futbolistas, al final del día, tendrá que depender la jornada futbolística de semifinales.

El América-Monterrey es un duelo que puede volverse más parejo de lo que todos suponen. Con el nivel futbolístico que mostró el América en los cuartos de final, los Rayados deben tener más que una oportunidad para eliminar al aparentemente favorito. Monterrey tiene en el plano individual a futbolistas que representan gran peligro -Dorlan Pabón, Suazo, Delgado- y que pueden, como lo hicieron ante el Atlas, transformar la escena en cualquier momento.

El América tiene presión y también tiene una confusión permanente sobre el camino que debe tomar para alcanzar su mejor forma futbolística. Mohamed no cambiará mucho la fórmula: un equipo ordenado, que apostará por el contragolpe en el Tecnológico y que será peligroso en jugadas a táctica fija. Y nada más.

La otra puesta en escena de las semifinales tiene un duelo extremadamente equilibrado. Yo no espero una esencia espectacular en el Tigres=Toluca y sí, en cambio, 180 minutos agobiantes, de marca férrea, de pocas oportunidades y goles y donde se impondrá el que menos errores cometa. Juninho es una baja que afectará, sin duda, a los Tigres y el hecho de que el goleador paraguayo Velázquez haya entrenado por separado debe tener preocupado a José Cardozo. Cualquier cosas puede suceder en el Tigres-Toluca.

Sigo pensando que los “milagros” no existen en el futbol. El América, el líder general, peligra ante el Monterrey y el ganador de la serie entre Tigres y Toluca adquirirá enseguida la responsabilidad de ser al máximo candidato al título del torneo. Que ruede el balón. Es noche de semifinales y el futbol lo hacen, al final del día, seres humanos. Cualquier cosa puede suceder.

david.m.faitelson@espn.com

twitter@Faitelson_ESPN