El color de Faitelson

México y el “miedo” de no competir…

Vivo con un miedo permanente, con una pesadilla que me despierta por las madrugadas y que no me permite volver a conciliar el sueño. Y ese miedo se genera y se sustenta en el nivel donde parece sentirse cómoda y confiada la selección mexicana, un nivel casero, doméstico, un nivel de competitividad local que nada tiene que ver con lo que afrontará en Brasil el próximo verano.

Y a partir de ahí se asegura que habrá un cuadro capaz de competirle a Camerún, a Brasil y a Croacia en la primera ronda de la Copa del Mundo. Todo ello, amparado en un grupo de futbolistas cuya base procede de los dos mejores equipos del campeonato mexicano y con un entrenador que anoche dirigió apenas su cuarto partido de carácter internacional.

El último antecedente del futbol mexicano con otro parámetro competitivo, es decir con las Ligas europeas, terminó siendo un desastre y casi una acusación directa de que fueron ellos, los mexicanos que actúan en Europa, los principales causantes de poner en predicamento la clasificación mundialista. Agreguemos otro pequeño detalle al tema: el mejor futbolista mexicano en esas Ligas europeas, Carlos Vela, mantiene en suspenso su decisión de responder a un llamado de la selección.

Todos los grandes candidatos para ganar el Mundial del 2014 y todos los grandes candidatos para trascender o mostrar condiciones de crecimiento en el Mundial del 2014 basan su nivel de competencia en las Ligas europeas. Para ser más contundente: si usted no juega al futbol en Europa, no existe.

Usted me puede asegurar que Carlos el Gullit Peña, que Jesús Montes, que Miguel Layún o que incluso los jóvenes como Pulido y Brizuela son buenos futbolistas. Sí, son buenos futbolistas en el nivel que establece la Liga MX, en ese nivel físico, técnico, táctico, mental, ellos son los mejores, pero el nivel de una Copa del Mundo es diferente. ¿Cómo saber que ellos podrán responder a partir del 13 de junio?

Está claro que una mezcla del León y del América fue suficiente para apabullar a Nueva Zelanda, pero lo mejor del León y del América no alcanzará para competir en Brasil. México necesita a los europeos, estén como estén, con mucha, poca o ninguna actividad, pero los necesita. Necesita que Giovani, que Chicharito, que Vela, que Moreno, que Guardado y que Aquino le den otro sentido de competencia a una selección. De lo contrario, viviremos con la falsa idea de un equipo y de un nivel que solo existe en nuestro parámetro de competencia. 

http://twitter.com/Faitelson_ESPN