El color de Faitelson

Materia prima…

Cuando Hugo Sánchez dice que el futbolista mexicano no puede cotizarse entre  los mejores del mundo sabe bien de lo que habla porque él fue, quizás, el primer intento, la primera insinuación de un estilo y de una condición propia del futbolista mexicano en las llamadas “Grandes Ligas” europeas, que al final terminó desapareciendo.

El verano ha establecido otra vez una situación compleja en cuanto a la exportación del futbolista mexicano hacia las mejores ligas del mundo. Al final, lo que son las cosas, podría resultar que la gran noticia en cuanto a un jugador mexicano exportado hacia el mejor nivel del mundo es uno de 35 años en la parte final de su carrera llamado Rafael Márquez.

Sea como sea, el problema está ahí y algunos lo saben, pero prefieren no verlo. Otros, seguramente, se benefician de que esa sea la situación. La realidad es una: el futbol mexicano tiene serios problema en la producción de jugadores.

Si la generación y el desarrollo de la materia prima del futbol mexicano fuese la correcta, el talento sobraría y al final, ese talento se traduciría en una mayor exportación del jugador mexicano, en una mayor cotización entre los mejores del mundo y en la elevación de un nivel de competencia en la Liga y en la selección. No estoy descubriendo el hilo negro: mientras más talento exista en la cancha, mejor será nuestra futbol.

No estoy muy seguro si Raúl Jiménez en realidad valga 10 millones de dólares -como en apariencia pretende el América del Porto portugués. Puede que valga el doble de eso o la mitad, lo que sí está claro es que como lo dice Hugo Sánchez, el futbolista mexicano tiene poca fama de ser efectivo y productivo en la cancha.

Pero un  dueño de equipo como Jorge Vergara dice que los jugadores mexicanos no pueden regalarse en el mercado europeo. Y es verdad, “regalarse” no es el modo correcto, pero también está claro que, y Vergara lo sabe, un equipo como Chivas está obligado a trabajar mejor en la producción de futbolistas. Si Chivas tuviese tres o cuatro del nivel y las características de Marco Fabián, su situación y la del futbol mexicano sería mejor. Habría que ver y analizar todos los cambios que Vergara ha hecho en los últimos tiempos en temas que tienen que ver con las fuerzas básicas.

En México no se producen futbolistas o se producen muy pocos. Hay graves problemas en ese rubro, que además se ve afectado por la gran presencia de jugadores extranjeros, las leyes de la naturalización y la gran corrupción que existe en el futbol como existe en todo el país. 

david.m.faitelson@espn.com

twitter@Faitelson_ESPN