El color de Faitelson

Ganar o perder: Un domingo de futbol

Fortaleza, Brasil.- Sí, en efecto: es Holanda, tienen a Robben, a Van Persie y le respalda una historia antigua y moderna donde casi siempre ha encontrado los métodos para pisar con autoridad una cancha, pero también podría ser un domingo cualquiera, de futbol, donde ganar o perder, dependa del futbol.

Está claro que a Holanda no se le gana solo con fe, con espíritu y con la mente convencida de lo que hay que hacer en la cancha. A Holanda, a unos cuartos de final de un Mundial de futbol se llega con futbol y punto.

Y el pasado no juega ni es rival de México. Juega el hoy, viste de anaranjado, se llama Holanda, tiene un historial futbolístico importante y es el problema real de México.

Dejemos de lado otros escenarios que en los últimos 20 años han aparecido de manera impactante para frenar las ilusiones de un futbol, de un pueblo y de sus aficionados. La pregunta no es para cuántas tardes como la que se presenta hoy está listo el futbol mexicano. La pregunta es: ¿Está listo el futbol mexicano para pisar los terrenos que se le presentan hoy?

México ha jugado futbol en este Mundial. Lo hizo desde la primera insinuación ante Camerún, cuando la noche se complicaba y los goles no llegaban. Lo hizo en esta misma ciudad, en Fortaleza, en la prueba ante el anfitrión Brasil que marcó la diferencia en el grupo y le dio la posibilidad de presentarse este domingo en los octavos de final. Y tuvo futbol en el cierre del juego ante Croacia, el golpe definitivo de una primera ronda donde muchas dudas se resolvieron y donde otras teorías se confirmaban.

El equipo de Miguel Herrera sabe defenderse con propiedad. El equipo de Miguel Herrera sabe recuperar el balón. El equipo de Miguel Herrera sabe enfilar hacia la portería contraria. El equipo de Miguel Herrera sabe generar futbol y el equipo de Miguel Herrera sabe definir ante la portería. Futbol, México encontró la manera de contar con futbol y a partir de ahí estableció un parámetro de competitividad que hoy le da las herramientas para poder presentarse ante cualquier equipo en una ronda adulta del campeonato mundial.

El juego puede depender de algunos factores: la manera en que México se mantenga concentrado, la forma en que “rompa los circuitos” para mantener el balón lejos de las piernas y la inspiración de los holandeses más peligrosos, y en la manera en la cual México pueda presionar a los delanteros holandeses.

El domingo vuelve a estar lleno de insinuaciones, de esperanzas, de fe, de creencias, de ambiciones, el domingo puede tener muchos síntomas y señales a su alrededor, pero no deja de ser un domingo cualquiera de futbol donde se puede ganar o perder.

david.m.faitelson@espn.com

twitter@Faitelson_ESPN