El color de Faitelson

Fortaleza para lograrlo…

Fortaleza, Brasil.- El domingo en Fortaleza está fortalecido por un equipo que sabe lo que quiere y cómo lograrlo. Más que en manos del destino, el futuro del futbol mexicano en Brasil 2014 está depositado en los pies y en la inspiración de 11 futbolistas y de un entrenador que han mostrado condiciones y carácter para competir.

Ganarle a Holanda no es una situación que tenga que ver con la fortuna, con el clima o con las circunstancias que rodean al juego. Ganarle a Holanda es posible a partir de un equipo compacto, ordenado, cuyo nivel colectivo e individual ha mejorado con el pasar de las horas mundialistas.

Y sabemos que no será fácil. No hay nada que sea fácil cuando se compite en un escenario mundialista.

Holanda es un equipo de gran velocidad y despliegue físico y técnico en la cancha. Tiene un jugador como Arjen Robben que parece estar en su mejor momento y un delantero implacable como Robbin van Persie. Las virtudes holandesas están reconocidas en los libros de historia del futbol internacional. Ellos le han aportado un estilo y una convicción al juego. No hay nada que ocultar. Pueden estar mal, a medias, bien o en gran momento, pero son holandeses y los holandeses saben cómo jugar al futbol.

Pero no vamos a concentrarnos en las virtudes de Holanda. Vamos a centrarnos esta vez en las virtudes mexicanas.

Miguel Herrera tiene un equipo que corre por toda la cancha, que se ha defendido de manera inobjetable en tres partidos y que ha crecido al momento en que ha tenido que confeccionar los ataques. Los jugadores mexicanos han mantenido la concentración y el orden y han tratado de generar futbol. Luego y siempre habrá que contar con la motivación: el grupo está enfocado en el objetivo de trascender. El cuarto partido se ha convertido en todo un estigma para el futbolista mexicano a lo largo de los últimos 20 años (5 Mundiales) y ellos están dispuestos a dejarlo todo para tratar de transformar su historia.

El futbol mexicano está hecho para jornadas como las que tendrá este domingo. Holanda es un rival histórico y es el favorito. México puede competir para transformar su historia. Hay demasiado en juego aquí en Fortaleza, con la fortaleza necesaria en la cancha y en el espíritu para lograrlo.

david.m.faitelson@espn.com

twitter@Faitelson_ESPN