El color de Faitelson

Chivas, una historia de terror

Típico en la vida institucional de Chivas: el lunes seguía siendo el personaje fundamental, el menos culpable del fracaso y a su alrededor se tejían planes y sueños. Menos de 48 horas después, el miércoles, había dejado de ser el hombre importante. Estaba fuera del club.

No puede ni debo adelantarme a ningún juicio, más cuando se trata de un tema delicado: una relación humana. La única realidad es que Ricardo La Volpe está fuera de Chivas y con él algunas de las ilusiones futbolísticas que podrían ayudar a este Guadalajara a salir de la difícil situación que sostiene en el futbol mexicano.

Profundizar en el tema, es también una invitación a especular. La declaración de Jorge Vergara es lo único con lo que contamos hasta este momento: “Esta es la conferencia más penosa y difícil que he tenido que dar, desde este momento, Ricardo La Volpe está separado de la institución por conducta inapropiada con un miembro femenino del staff”. Y punto. No hay más.

El problema es que con lo que ha dicho Chivas no se lastima la integridad profesional de La Volpe. Eso no está en juego, lo que sí está en juego es su reputación.

Conozco a Ricardo La Volpe desde hace muchos años. Sé de su delicado carácter y de la dificultad que tiene para relacionarse con sus semejantes, pero es y ha sido siempre un tipo respetuoso, un hombre apegado a su esposa, a sus hijas, a su familia. Me cuesta creer que un hombre de 62 años, con toda la experiencia del mundo en el futbol, haya cometido una falta de ese tipo.

También, habrá que apuntar, por otra parte, que Chivas es una institución diferente al resto de los equipos del futbol mexicano o que tiene algunos comportamientos en su política interna que son distintos a los de la generalidad. En el Guadalajara de Vergara se aplicaron muchos de los métodos que dieron éxito en una empresa como Omnilife y en este Chivas se agregó también la presencia de la señora Angélica Fuentes (esposa del señor Vergara) que también le ha dado otro perfil a la compañía. Si el señor La Volpe, con todo lo que es y significa para el futbol, le faltó al respeto a un empleado (sea mujer, sea hombre), yo aplaudiría lo que hizo Chivas esta mañana.

El problema es que tenemos poca información, demasiadas versiones y otra historia de terror alrededor de las Chivas. ¿Dónde terminará esto? No lo sé. Lo único que me queda claro es que si el lunes el presente y el futuro deportivo de uno de los clubes más tradicionales de México estaba en “jaque”, hoy está cerca del “mate”.  

david.m.faitelson@espn.com

twitter@Faitelson_ESPN