El color de Faitelson

El "Chicharito" y su grito de independencia...

El verdadero grito de independencia lo ha logrado el Chicharito, que demostró que más allá de las bancas del Manchester United y el Real Madrid, puede ser titular, anotar goles y colaborar con el triunfo de su equipo,

Durante 59 minutos, merodeó el área como si fuese un animal hambriento en busca de la presa. Lo intentó por todas las vías: arriba, con la cabeza que no encontraba el centro oportuno; abajo, con  la pierna que no alcanzaba a estirarse lo suficiente para pegarle al balón, y por  las bandas, en espacio abierto, donde no encontraba el pase con la oportunidad apropiada.

Corrió, sudó, se llevó las manos a la cabeza, imploró al cielo alemán que aún no conoce y volvió a aquellos pensamientos raros e inoportunos donde una voz le decía que él podía competir en ese nivel.

Javier Hernández encendió la fogata justo cuando faltaban 16 minutos para las 10 de la noche en Leverkusen. Se calentó con el fuego sagrado del goleador y comió, cenó, sació el hambre que tenía con su nueva camiseta y con su nuevo destino. La velada alemana de finales de septiembre en la Bay Arena coreaba su nombre: “¡ChicharitoChicharitoChicharito…!”

El primer gol en Leverkusen llegó en un momento más que oportuno, porque había perdido cierta confianza y había algún dejo de desesperación en su andar por las canchas que incluyó a la selección mexicana la semana pasada en Dallas. Chicharito ha aparecido como titular y lo ha hecho en una victoria fundamental de inicio de Champions para el equipo alemán.

Que Chicharito recupere su ritmo y sus condiciones podría ser mucho más trascendente de lo que todos creen para el futbol mexicano. Algunas estadísticas son engañosas, otras intentan serlo, algunas más son contundentes y definitivas: Javier se transformó en el primer mexicano que anota goles en Champions con tres equipos diferentes y lo que le otorga más valor a esa cifra es que lo ha logrado en equipos de las trascendencia del Manchester United, Real Madrid y del propio Bayer Leverkusen. 

Chicharito es, además, el jugador mexicano de mayor valor económico que ha pasado por el futbol europeo (solo detrás de Nery Castillo, cuya carrera comenzó fuera del país).  Estamos hablando del futbolista que está cerca de convertirse en el máximo anotador en la historia de la selección mexicana. Reactivar la carrera del Chicharito al máximo nivel no solo es una aspiración personal, también podría ser una aspiración colectiva del futbol mexicano.

Los goles son indispensables para los delanteros que,  como  “cazadores” que son,  viven hambrientos de balones para empujarlos hacia las redes. Chicharito encontró lo que buscaba y ha reactivado un sueño personal y una ambición colectiva de él y del futbol mexicano por verlo donde tiene que estar: en el mejor nivel futbolístico del mundo. 

 

david.m.faitelson@espn.com

twitter@Faitelson_ESPN