El color de Faitelson

América y Cruz Azul “se juegan” el futuro…

En una semana donde en apariencia tendrían que estar jugando, América y Cruz Azul están eliminados de la Liguilla, y a lo único que están jugando es por su presente y futuro…

El América busca un entrenador que, más que ofensivo y espectacular, acepte las condiciones de trabajar bajo “el yugo” de Ricardo Peláez, y Cruz Azul busca un personaje que les dé un campeonato y que pueda alinearse a los intereses del promotor Carlos Hurtado.

El presente del América es contradictorio. Hace algunos meses, Gustavo Matosas era todo lo que querían tener: un entrenador joven, agresivo, de ideas frescas y que prometía darle al equipo las condiciones espectaculares que tanto anhelaba su tribuna. En apariencia, los planes de Matosas y América se separaron en un terreno donde las ideas de cada uno eran distintas y donde el presupuesto se convertía en un tema esencial. ¿Cuál es el siguiente paso del América? Las primeras informaciones señalan hacia Ignacio Ambriz, pero también aparece el nombre de Javier Aguirre. ¿Son Ambriz y Aguirre entrenadores del corte espectacular que tanto pregonaba el equipo?

En Cruz Azul, tras la salida de Luis Fernando Tena, las especulaciones sobre Rubén Omar Romano se han enfriado mientras ha aparecido la idea de que es momento de que Billy Álvarez tome una decisión que se apegue más a la necesidad de su golpeada afición. Gustavo Matosas podría ser el candidato número uno y Tomás Boy, recientemente despedido del Atlas, podría ser el segundo. Si Cruz Azul se atreve a dar ese paso no solo habrá tomado una decisión popular entre sus fanáticos, también incorporaría a su cuerpo técnico a un entrenador de carácter y férrea personalidad.

Los puestos de entrenadores en América y Cruz Azul deben ser posiciones muy anheladas por cualquier hombre que se dedique a la dirección técnica, pero parecen tener ciertas condiciones. En América hay que trabajar bajo la tutela de un dirigente que se ha dado “el lujo” de despedir a dos entrenadores campeones en seis meses y en Cruz Azul existe la creencia de que gran parte de las decisiones deportivas pasan por un promotor de nombre Carlos Hurtado.

Extrañamente, América y Cruz Azul que, por inversión e historia tendrían que estar en las semifinales que comienzan hoy, siguen jugando, pero lo hacen en un terreno de especulaciones, donde tendrán que tomar una decisión que marcará, indudablemente, su presente y su futuro.

david.m.faitelson@espn.com

twitter@Faitelson_ESPN