Cronómetro

Cronómetro

TIRO LIBRE. Miguel Herrera debe seguir siendo el entrenador de la selección mexicana pase lo que pase en la Copa Oro. La mejor “medicina” para la selección mexicana podría ser “el menú” de la primera ronda en la Copa de Oro: Cuba, Guatemala y Trinidad y Tobago. Todo mundo sabe que el verdadero desafío de este evento será una hipotética Final ante Estados Unidos. Pero aun así, aunque México pierda ese partido, Herrera tendrá que seguir siendo el entrenador hasta el 2018. Donde sí podría existir algún cambio es en la dirección de selecciones nacionales. El nombre de Guillermo Cantú, amigo de Decio de María, podría volver a aparecer en el escenario.

TARJETA AMARILLA. Futbol: ¿Qué impone este México de cara a la Copa Oro? ¿Respeto, miedo, dudas o reservas? Tal parece que llegó el momento en que Miguel Herrera y la selección le otorguen el protagonismo a quien debe tenerlo: los futbolistas. Y para ello, contará con jugadores de gran experiencia que juegan en algunas de las mejores Ligas del mundo. Andrés Guardado, Ochoa, Chicharito, Giovani, Vela, Layún, Herrera tendrán que “cobijar” al entrenador. Al mismo tiempo, se perfilan nuevas políticas en cuanto a las formas de comunicación de la selección nacional.

PENALTI. Los Tigres, otra vez, con “el traje” de “buen samaritano”, han propiciado la repatriación de Javier Aquino. Tigres le pagará dos millones de dólares por año al ahora ex futbolista del Villarreal. ¡Dos millones de dólares! Esa cifra jamás se la hubieran pagado a Aquino en Europa. Los futbolistas van a Europa sabiendo que siempre tendrán la oportunidad de fracasar y de que aparezca un club como Tigres dispuesto a pagarles buen dinero.

TARJETA ROJA. El mensaje del representante de Javier Hernández de que el futbolista estaba listo para jugar la Copa América y la Copa Oro me parece tardío e innecesario. “El hubiera no existe. En su momento se le planteó y no dijo nada”, dijo ayer Miguel Herrera en Orlando, donde México alista el partido de preparación ante Costa Rica. Quedará siempre la incógnita de que una mejor repartición del talento habría significado en otro derrotero para México en la Copa América.

NOCAUT. Óscar de la Hoya dice y recalca que quiere volver a sus 42 años de edad al cuadrilátero. La última pelea del Golden Boy fue en el verano del 2008, cuando perdió por nocaut en el octavo round ante Manny Pacquiao. Pero ni el mismo De la Hoya parece muy convencido de lo que dice. Quiere volver y aclara que no sería ante Floyd Mayweather, sino ante el ganador de un hipotético combate entre Mayweather y Gennady Golovkin. Yo creo que Óscar solo está “agitando el avispero” y logrando hacerse publicidad para su empresa promotora.

FUERA DE LUGAR. ¿Qué tan obligado está Tigres? A Damm, Gignac, Uche, se une ahora Javier Aquino. Y Tigres tiene un “súper equipo”, al que muchos llaman uno de los mejores en la historia del futbol mexicano. ¿A qué está obligado un equipo de este precio y estas dimensiones? Ganar la Copa Libertadores sería hasta cierto punto irónico para un entrenador como Ricardo Ferretti que históricamente había sido reconocido como un estratega que rechazaba los torneos internacionales.

TIEMPO DE COMPENSACIÓN. “Messi está en otro mundo”, dice James Rodríguez, jugador del Real Madrid y de la selección de Colombia. ¿Será por eso que ha aparecido poco en esta Copa América?

david.m.faitelson@espn.com

twitter@Faitelson_ESPN