Cronómetro

Cronómetro

TIRO LIBRE. La cotización de Carlos Vela sube como la espuma. Es ya hoy el futbolista mexicano más caro del mundo. Algunas fuentes en Europa lo colocan por encima de los 30 millones de euros. Normal, porque cada semana muestra grandes condiciones futbolísticas: juega, pasa el balón, mete el gol, aprieta la pierna y enseña parte de esa clase que siempre le caracterizo. Hay dos preguntas que rodean a la carrera del delantero mexicano que el próximo verano tendría que resolver. La primera: si jugará el Mundial con México y la segunda si volverá al nivel de las grandes ligas europeas, sitio, adonde alguna vez perteneció o intentó pertenecer con el Arsenal inglés.

PENALTI. Inteligente, muy inteligente el último movimiento de Miguel Herrera. Declarar inamovible al capitán Rafael Márquez es una manera de ganarse un aliado poderoso en la cancha, en el vestidor, en la calle, que puede servirle como un vínculo de comunicación con el resto del plantel y un negociador en diversos temas, incluyendo el de Carlos Vela.

TARJETA AMARILLA. En el Barcelona insisten en que Lionel Messi no está a la venta. Subrayan que le subirán el sueldo porque se lo merece y, de pasada, informan que su cláusula de rescisión es de 250 millones de euros. Eso por si los jeques del París Saint-Germain o por si el Bayern Múnich de Guardiola lo quieren. Messi está “blindado”.

PRIMERO Y DIEZ. Los especialistas en EU aseguran que el domingo puede marcar para siempre la carrera de Peyton Manning y también a la NFL. ¿Estamos viendo al mejor QB de la historia? Y si hablamos del mejor de la historia también estamos hablando, quizá, del mejor jugador que jamás se haya puesto un casco en la NFL. Sus números impresionan. El domingo tiene todo a su alcance: El gran juego, Nueva York como escenario, unos Broncos que saben jugar para él y por él y dos problemáticas: una, el tema climatológico y una presumible tormenta de nieve, y otra, la mejor defensiva de la Liga, los Halcones Marinos de Seattle.

TOUCHDOWN. Estamos en plena “Supersemana” del “Superjuego”. Y cada vez que sucede nos viene como recordatorio de lo que el deporte es capaz de generar con el pretexto de un partido. Y es que para muchos no importa quién juegue, o si Peyton Manning y Marshawn Lynch son los grandes estrellas, o si es Denver o Seattle, lo que importa es el mensaje. Un espectáculo, un consumo, un pretexto para sentarse frente a la tv para convivir. El Super Bowl deja varias lecciones. La más clara y contundente de todas se refiere al poder que tiene el deporte profesional.

KO. El inicio del año boxístico toma forma lentamente. Comenzará en marzo, con Julio Cesar Chávez Junior y la revancha ante Brian Vera. Continuará con el regreso de Saúl Canelo Álvarez en el duelo con Alfredo Angulo y tendrá su punto medular en los duelos Manny Pacquiao-Timothy Bradley (abril) y Floyd Mayweather-Amir Khan (mayo). La pregunta es: ¿dónde entra Juan Manuel Márquez? Hay tres posibles rivales que se asoman: los mexicano-americanos Brandon Ríos y Mike Alvarado, y Ruslan Provodnikov. A mí me gusta el ruso para Juan Manuel; sería una pelea interesante.

TIEMPO DE COMPENSACIÓN. Comienza 2014 para la selección mexicana: esperemos que sea en un claro y contundente idioma futbolístico y que no empecemos el año hablando en coreano.

david.m.faitelson@espn.com

twitter@Faitelson_ESPN