Cronómetro

Cronómetro

PENALTI. “Viernes santo o santo viernes”. Hasta cierto punto es extraño: Los panameños aseguran que el de pasado mañana será el partido más importante de su historia futbolística y en México que podría haber un “antes y un después” del viernes. Está claro que hay mucho en juego y que hay muchas emociones involucradas, pero es México, y solo el futbol mexicano es el que termina jugándose más. Primero, porque es favorito en el área, es favorito en el Azteca y segundo porque, en apariencia, su futbol tiene mayores alcances que el centroamericano.

EXPULSIÓN. Víctor Manuel Vucetich es un entrenador que le gusta ordenar a sus equipos de atrás hacia adelante. El equilibrio, ante todo. Tomar como ejemplo lo que mostró en la última época con Monterrey podría ser un referente. Algunos creen que Vucetich saldrá así ante Panamá: Ochoa; Layún, Márquez, Ayala y Torres Nilo; Zavala y Peña en la contención; Giovani y Chaco como volantes y Lobos más Oribe Peralta en el ataque.

OUT 27. Los Dodgers están ya en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Una “jugada maestra” del mánager Don Mattingly significó el triunfo definitivo sobre los Bravos de Atlanta. Mattingly decidió enviar a la loma al estelar zurdo Cleyton Kershaw con un día menos de descanso y en un duelo que no era el último para los Dodgers en caso de perderlo. El mánager apostó por terminar la serie en Los Ángeles y al final, apoyado por jonrón de Juan Uribe, tuvo su recompensa.

PONCHE. Increíble la manera en que los Atléticos de Oakland y los Piratas de Pittsburgh han encontrado la forma de competir ante franquicias que gastan mucho más que ellos. Los Atléticos han peleado en serio la serie ante el favorito Detroit y lo mismo los Piratas, que vienen desde la posición de comodín y que ahora “pelean” a tope con los Cardenales de San Luis. Ni Oakland ni Pittsburgh pasan de los 70 millones de dólares en presupuesto.

GANCHO AL HÍGADO. Juan Manuel Márquez buscara su quinto título mundial este sábado cuando enfrente al campeón welter de la OMB, Timothy Bradley, en un combate donde los estilos pueden propiciar un buen espectáculo. Márquez tiene 40 años de edad, pero ese es solo un dato anecdótico para un boxeador que ha sido pulcro y disciplinado durante cada etapa de su carrera. “Cada combate mío es un riesgo porque puede ser el último. Estoy peleando a ganar y ganar”, dice Márquez.

JAB. Está resuelto: el 14 de diciembre en San Antonio, Texas, Julio César Chávez Junior. Se medirá a Brian Vera en la pelea de revancha luego de la controversia que generó el primer duelo. En las próximas horas deberá resolverse el tema de si el combate es parte de un “Pago por Evento” de HBO que compita directamente con el duelo entre Adrien Bronner y Marcos Maidana.

PRIMERO Y DIEZ. Fue, simplemente, un “domingo más” en la carrera del quarterback de los Vaqueros de Dallas, Tony Romo. Tuvo un juego brillante, donde superó las 500 yardas y donde en casa parecía tener todo para acabar con el invicto de los Broncos de Denver. Pero siempre le traiciona algo a Romo en los momentos importantes. Una intercepción fue suficiente. Romo vuelve a quedarse en esa delicada línea que separa los consagrados de los buenos. Ni hablar.

TIEMPO DE COMPENSACIÓN. ¿A quién no le gustaría tener una crisis como la del Barcelona?

twitter@Faitelson_ESPN