Correr para crecer

Ocupados

“Si el Presidente de Estados Unidos puede hacerse el tiempo, cualquiera puede”

George W. Bush
Ex presidente de Estados Unidos y maratonista

 

Cerca del 60 por ciento de la población mexicana adulta es inactiva físicamente. La tercera parte de los mexicanos son obesos y esta lamentable condición nos ha permitido adueñarnos de los primeros lugares, ocupamos el segundo puesto a nivel mundial cuando competimos en el segmento de adultos y cuando nos comparamos en el de niños somos campeones del mundo y será difícil que nos arrebaten el liderato.

El pronóstico anticipa que el problema se agravará, el deterioro de la salud física arrastrará la financiera.

Con el incremento de peso se fue la confianza y el autoestima, mantener una vida saludable parece una tarea casi imposible, la justificación está a la mano: no tenemos tiempo, estamos muy ocupados, lo urgente y sencillo ocupa la mayor parte de la agenda, mientras lo importante y complicado queda pospuesto para mañana.

El cuerpo es nuestra casa, el activo más valioso que tenemos.

Irremplazable, sufre las consecuencias de un inquilino inconsciente, una máquina increíble que nos permite producir, amar y crear, prudente en demasía, solo reclama cuando el daño es prácticamente irreparable.

La transformación es posible, el fortalecimiento de la conciencia es lo único que nos permitirá sobreponernos, no se trata de ser flacos, se trata de estar sanos, estamos a tiempo, es cuestión de garantizar pequeños cambios rutinarios y persistentes, soñarnos, pensarnos y construirnos de manera saludable. Darnos un trato más justo y amable.

Correr es una excelente opción, el lugar y las herramientas son lo de menos, basta una banqueta y esos tenis que hace mucho no utilizas para comenzar; correr provocará un déficit calórico que se traducirá en pérdida de peso, estarás tomando acciones al respecto, y rápidamente registrarás resultados.

Te sentirás mejor y llamarás la atención, los kilos se irán, tu salud y seguridad volverán.

La decisión está en tus manos, debes cortar el lastre, encontrar inspiración en tus victorias y en la gran historia de éxito que estás por escribir, no será fácil el comienzo; sin embargo, has salido adelante de situaciones mucho más complejas, anímate, detente un instante y date el tiempo para correr.

Abastecimiento: Si no estás del todo decidido o necesitas un poco más de emoción para seguir adelante, te recomiendo el documental From fat to finish line (disponible en Itunes y Netflix), historias extraordinarias protagonizadas por mujeres y hombres que se decidieron a transformar su vida corriendo. 

@DavidLeonRomero