Correr para crecer

Un lugar reservado para ti

 “Si no tuviera este corazón, no estaría corriendo”

Ivonette Balthazar,

67 años, receptora de corazón trasplantado del medallista olímpico alemán Stefan Henze, fallecido en 2016


Correr un maratón pareciera una meta reservada solo para unos cuantos y estás en lo cierto, es un gran logro asequible solo para los mejores, para los más fuertes física y mentalmente, para los más disciplinados. La buena noticia es que entre ellos, estoy absolutamente seguro que estás tú.

Toma su nombre de la leyenda que se generó con base en la batalla de Maratón en el año 490 a.C. El primer maratón se realizó en 1896, cuando los Juegos Olímpicos de la Era Moderna en Grecia fueron inaugurados con una carrera de 40 kilómetros.

Para 1924 en los Juegos Olímpicos de París la distancia oficial del maratón fue establecida en 42 kilómetros y 195 metros.

La velocidad se ha incrementado, y con ello los tiempos han mejorado muchísimo; Albin Stenroos ganó la medalla de oro en el maratón de los Juegos Olímpicos de París en 1924 con un tiempo de 2:41:22 horas.

Más de 90 años después, Eliud Kipchoge triunfó en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 con un tiempo de 2:08:44 horas.

Existen cientos de maratones alrededor del mundo, entre ellos los más emblemáticos, integrados bajo la serie World Marathon Majors: Tokio, Berlín, Boston, Nueva York, Chicago y Londres. ¿Cuál es el idóneo para ti? El que más te emocione y se ajuste a tu presupuesto.

Si llevas algunos meses corriendo y has comprobado que gozas de buena salud, te invito a intentar tu primer maratón.

Ubica uno al que te parezca accesible asistir con al menos seis meses de anticipación, existen muchos entrenamientos y entrenadores disponibles. Los elementos que son insustituibles para lograr la meta son la salud y la disciplina, lo demás no es tan importante.

Muy pocos seres humanos forman parte de este club de maratonistas y en él existe un lugar reservado para ti. Es tu decisión tomarlo o dejarlo, estoy seguro que si te lo propones, lo lograrás.  

Abastecimiento: Te invito a revisar el entrenamiento de Eliud Kipchoge (http://www.flotrack.org/article/62044-notes-from-eliud-kipchoge-s-berlin-marathon-training-log), ganador del maratón de Berlín. Te sorprenderá el esfuerzo que invierte rutinariamente para lograr sus metas.