Correr para crecer

Éxito disponible para todos

“Nunca se es demasiado viejo
para hacer las cosas,
entrenar me hace bien”

Harriette Thompson.
Mujer de mayor edad en el mundo

en correr un maratón (92 años)
y un medio maratón (94 años)


Malcolm Gladwell, en su libro Fuera de serie, explica a través de diversos ejemplos por qué algunas personas tienen éxito y otras no, recordándonos que no siempre es la semilla más grande y fuerte la que se convierte en el árbol más alto del bosque, sino aquella que independientemente de su tamaño, por alguna causa externa tiene a su alcance agua, nutrientes y luz suficiente para lograrlo.

En muchos espacios de nuestra vida, la retribución justa al esfuerzo invertido resulta solo un deseo; en ocasiones nos esforzamos mucho y por una u otra razón obtenemos poco de vuelta.

En contraste, correr es un espacio de extraordinaria justicia donde aquel que se esfuerza destaca, y el que destaca y persiste, alcanza el éxito.

Cada kilómetro conseguido y segundo descontado al reloj serán responsabilidad y mérito absolutamente tuyos, serás tú quien se esfuerce día con día por respetar el entrenamiento, la nutrición y el descanso, además de la dieta rigurosa de pensamientos positivos necesarios para seguir.

Algunos podrían cuestionar las garantías de retribución justa y disponibilidad de éxito que caracterizan a nuestro deporte, con base en una especie de ventaja a la que se hacen acreedores los corredores por haber nacido y crecido en los países del Este de África y que hoy dominan el maratón.

Existen tantas definiciones de éxito como corredores en la tierra, la magia radica en que la meta la propones tú y si luchas lo necesario por cruzarla, alcanzarás el éxito.

Puedes estar tranquilo, aquí nadie te robará el esfuerzo, lo que inviertas, lo obtendrás de vuelta. Al correr, el éxito se encuentra disponible para todos, no importando si nacimos o no en el Este de África.

 Abastecimiento: Se ha puesto de moda el análisis del perfil genético que arroja información valiosa para elevar tu rendimiento, te invito a leer el texto de David Bradford, te sorprendera el experimento que realizó: https://www.theguardian.com/lifeandstyle/the-running-blog/2017/jul/05/running-ability-effort-or-dna