Terrenos de juego

De rotar técnicos a rotar jugadores

Esta Selección Nacional de México está dando resultados. Juan Carlos Osorio es constantemente señalado por la prensa. Las rotaciones han sido el pretexto de los periodistas para pegarle una y otra vez al trabajo del técnico colombiano.

Les guste o no, Osorio tiene números sumamente positivos al frente del combinado azteca. En 27 juegos dirigidos sólo cuenta con dos derrotas. La primera frente a Chile en la Copa América, partido que fue goleado el “TRI” por 7 goles (marcador engañoso en el número). La segunda hace poco tiempo ante Croacia en un encuentro amistoso. Fuera de ahí, Juan Carlos ha entregado 20 victorias y 5 empates a nuestro país.

En las eliminatorias rumbo a Rusia nos mantiene invictos, con pie y medio en el Mundial del 2018. Parece que olvidamos las últimas clasificaciones vergonzosas y dramáticas a los mundiales. En donde lo que rotábamos eran a los técnicos por pésimos resultados.

Los números están a la vista. Encima de esto, la competencia interna que han desatado las rotaciones de Osorio. Estos movimientos demuestran que un jugador como Néstor Araujo de Club Santos está a la altura y nivel de jugadores europeos como Héctor Moreno de la AC Roma o Diego Reyes del Porto.

A Juan Carlos Osorio lo trajeron para pasarnos de nivel, es decir, para llevarnos a fases que no hemos llegado y ganar cosas que tampoco hemos ganado. Hoy la Copa FIFA Confederaciones es la prueba perfecta para Osorio de demostrar que el fin justifica los medios. Tendrá que ganar partidos contra selecciones importantes y obtener el título

Al final el único objetivo que importará será el famoso “quinto partido” del próximo Mundial de Rusia 2018. Si avanzamos a cuartos de final, la contratación de Osorio habrá sido un éxito. 


Twitter : @DavidDelaGarza_