Terrenos de juego

El infierno está cerca

Primer tiempo

Inicio de la historia. Lo recuerdo perfectamente, todo empezó hace exactamente un año. Lo vi en Pedro Caixinha, su renuncia siempre me trajo a la mente que algo había descubierto el portugués y hoy lo conecté, Pedro sabía que algo terrible pasaría con Santos Laguna...el descenso.

 

En el banquillo

Extraño. No cuadraba, como era posible que Pedro renunciara. El proyecto estaba diseñado para cinco años, le aguantaron todo tipo de críticas de los periodistas, pleitos con jugadores, insultos a la afición incluso dejar sin liguilla al equipo, pésimos juegos y lo priorizaron por encima de leyendas. Después de todo eso, salió victorioso con tres títulos y en la primera pequeña mala racha, se fue....”Mueres siendo un héroe o vives lo suficiente para convertirte en villano”.

 

Segundo tiempo

No exagero. El ex técnico portugués soportó innumerables problemas en la institución, la confianza de la directiva hacia Pedro era totalmente ciega. Cuando Caixinha renunció a todos nos sorprendió la noticia, en ese momento era el gran salvador del Club Santos, el que había escrito su nombre con letras doradas para la historia. Una discusión con algún alto mando lo obligó a abandonar el barco, Caixinha sabía que era inevitable el hundimiento.

 

En los vestidores

Sin honestidad. Llegó Pako Ayestarán, la apuesta era la misma de la directiva, seguir con el proyecto europeo y la inteligencia deportiva. El español tal vez no recibió la información completa, cuando no le vio futuro a la plantilla quiso cambiarla pero fue inútil...no lo corrieron ni renunció simplemente se fue. El turno quedó con Luis Zubeldía, el mismo proyecto pero con una pequeña variante, la estrategia era soportar el mayor tiempo...lo despidieron, esto es una emergencia. 

 

Tiempo extra

El tiempo se agota. El primer paso para emprender el programa de rescate no ha llegado; la aceptación. El reconocimiento será la clave para comenzar a mentalizarse de lo que se desea evitar. Santos está en problemas porcentuales y se tiene que decir tal cual es. El miedo a la palabra descenso nos va a complicar la planeación.

 

Charla técnica

Nunca muere. Santos está a sólo nueve puntos del penúltimo lugar que es Morelia en la tabla de cocientes. La gravedad del asunto se tiene que poner en la mesa, que jugadores, cuerpo técnico y la afición sepan que es lo que viene para la institución. Estamos en tiempo para asumir el reto y responsabilidad. Adiós orgullo y soberbia por el bien de Santos. 

 

Twitter: @DavidDelaGarza_