Terrenos de juego

El demonio de Chepo

Histórico que Santos le ganó al León en su casa. Algo que nunca había pasado. Nadie imaginó que con este equipo que carece de resultados, contundencia y nivel, se lograría lo que no se pudo con los más temibles jugadores de Santos en el pasado. Mataron a la Fiera en su propia jaula.

Tras el duelo contra Chivas, era evidente que las cosas dentro de Santos no estaban bien. Parecía que le “tendían la cama” a José Manuel De la Torre. Tal vez sólo era un grave mal estado anímico y de confianza en los elementos Guerreros que no dejaba concretar jugadas. De lo que sí estoy seguro por una buena fuente es que a varios jugadores no les parece la dura disciplina del Chepo.

De la Torre sabe que para eso lo trajeron, tiene que ser un militar en potencia. Su problema más grande es su terquedad. Chepo es cabeza dura en muchas decisiones, carácter que lo hiciera fracasar también en algunos momentos de su carrera.

¿Cuál era el problema en Santos?

La terquedad de Chepo

Chatón Enríquez y Ulises Rivas

O por lo menos después de que tocaron banca pudimos ver otro equipo diferente. Santos defiende bien desde que Chatón y Rivas ya no están. Contra Chivas y León se vio mejor que en otros partidos.

La contundencia llegó para Santos y debe seguir así. Recuperó el lugar 13 de la tabla de cocientes y los 12 puntos de ventaja sobre Veracruz (último lugar) y ahora también a respirar en la tabla general.

José Manuel hizo a esta escuadra competitiva el torneo pasado. Él también la hizo una burla en este inicio del certamen. Él será quien saque a Santos del fondo.

Chepo tiene que ser duro con sus jugadores, pero no debe ser duro con su cabeza. Ahí la clave del éxito.  


Twitter: @DavidDeLaGarza_