Terrenos de juego

La confianza como arma y debilidad

Primer tiempo

Invicto. Todo parece ir bien en los resultados de Santos. El objetivo de los 30 puntos cada vez se visualiza más alcanzable. Se está cumpliendo como lo dice el “librito”; obligación ganar en casa y de visitante por lo menos el empate. Hoy el tercer lugar es para Santos, no debe soltarlo.

En el banquillo

Sin engaños. A Santos le falta muchísimo para ser un equipo competitivo y peligroso. Es para estar contentos con los números logrados, pero no con las mediocres actuaciones. Tigres “B”, Veracruz, Morelia y Puebla, rivales muy por debajo del buen nivel y ante ellos se batalló para conseguir ganar o empatar.

Segundo tiempo

Ahí vienen. A partir de ahora, veremos de que está hecho Santos. Los siguientes enemigos son las verdaderas pruebas de fuego. Felicidades al cuadro lagunero por aprovecharse de los débiles y sacar puntos, pero es momento de demostrar cuanto podrá conseguir en este semestre el conjunto de la Comarca.

En los vestidores

Extraordinario. El comportamiento de la afición ha estado a la altura. La conexión que se está formando entre la tribuna y el equipo es fenomenal. Incluso podría asegurar que las dos victorias en casa, en gran medida fueron más mérito de los aficionados que de los propios jugadores. La “Casa del Dolor Ajeno” quiere regresar, me agrada eso.

Tiempo extra

Tacha. Los que han quedado a deber en este inicio de torneo son: Julio Furch, Gael Sandoval, Jorge Tavares y Emiliano Armenteros. A estos jugadores les ha faltado algo, siguen siendo intermitentes y a portan poco al equipo. Pero como a todo, dejémoslos otras tres fechas para evaluarlos de nueva cuenta.

Charla técnica

Paloma. Los que merecen una prima extra por su desempeño son: Néstor Araujo, Carlos Izquierdoz, Gerardo Arteaga, Jorge Sánchez y Jonathan Orozco. Ellos tienen colocado a Santos como la segunda mejor defensiva y le han aportado de manera directa cinco de los ocho puntos que tienen los Guerreros.


Twitter: @DavidDelaGarza_