Terrenos de juego

Tristeza del Príncipe y felicidad del Rey

PRIMER TIEMPO

Desesperación. Es lo que pasó con Santos, con el técnico, jugadores y afición. La paciencia jamás se hizo presente en este inicio de torneo. Luego de consumarse otra derrota del equipo lagunero y aumentar la racha de juegos sin ganar había que cortar cabezas. Luis Zubeldía fue cesado como técnico de los Guerreros. 


EN EL BANQUILLO

Buena o mala. La salida de  “El Príncipe” fue el resultado de una pésima planeación de juegos, falta de coordinación en la cancha, egoísmo de varios jugadores y presencia de intentos de héroes en el terreno. Por lo pronto la responsabilidad cayó sobre el ahora ex entrenador de Santos, los días nos dirán si fue una decisión precipitada o justo a tiempo.


SEGUNDO TIEMPO

Culpable. La mala racha de Santos  en este Apertura 2016 no fue la razón de la salida de Zubeldía, el verdadero culpable fue el tema porcentual. Sin deberla Luis, la negativa acumulación de pocos puntos en los últimos torneos hizo que la directiva tomará está decisión. El reloj está en contra de los Guerreros y en este momento hay que evitar como sea tocar la tabla del descenso.  


EN LOS VESTIDORES

Cambio de chip. Después de la despedida de Zubeldía me queda claro que la liguilla y el buen espectáculo quedarán en segundo término. Hoy lo que interesa es sumar puntos, los proyectos planeados por la directiva tendrán que esperar. Sin exagerar este puede ser el inicio de otra etapa de sufrimiento como la vivida hace algunos años. Hay talento y tendrá que venir alguien que sepa explotarlo con carácter de urgente.  


TIEMPO EXTRA

Rayo. Río 2016 se engalanó con la presencia del hombre más rápido de la historia, la leyenda se agrandó con la obtención de la tercera medalla de oro consecutiva en juegos olímpicos en la prueba reina del atletismo, los 100 metros, cuando pasen los años tendremos el honor de presumir que nuestros ojos vieron hacer pedazos al viento por parte del relámpago hecho ser humano, su nombre...Usain Bolt.  


CHARLA TÉCNICA

Fenómenos. Tener la dicha de deleitarnos la pupila observando competencias deportivas es algo placentero y más aún cuando aparecen personajes como Usain Bolt, Michael Phelps o Lionel Messi, simplemente tenemos que describirlos como fuera de serie, extraterrestres en nuestro mundo.  Con talento se nace y hay que agradecer a quienes nos comparten ese potencial. Viva el mundo del deporte. 


Twitter:@DavidDelaGarza_