Terrenos de juego

Cosas malas que parecen buenas

Tal parece que Djaniny Tavares saber cómo sobrevivir a los huracanes. El jugador de Cabo Verde tiene un truco para mantenerse en Santos torneo tras torneo. Es como si supiera cuando hay que sacar la fórmula de supervivencia en el momento exacto. 

Luego de unos once partidos en el Apertura 2017 en los que Djaniny fue invisible, apático y un total estorbo; En los últimos dos partidos del cuadro lagunero, Tavares le aportó a los verdiblancos. Contra Necaxa anotado gol y ante Querétaro asistiendo de forma maravillosa en ambos goles de Julio Furch. 

Así es como Djaniny prolonga siempre su permanencia en esta institución. Durante diez partidos se convierte en una completa nulidad y en uno o dos partidos regala asistencias y goles de otro mundo. Hasta la semana era casi un hecho la salida del caboverdiano de Santos, pero estoy seguro que después de esto, compró otros seis meses de estancia en Torreón ante los ojos ciegos de la directiva. 

Ante esto, puedo asegurar que en estos últimos partidos del torneo todo lo bueno que haga Tavares en los encuentros, serán cosas malas para el futuro de Club Santos porque lo poco bueno que regale, es su boleto para un mañana con aportaciones terribles de su parte. 


DEL OTRO LADO

Julio Furch es el máximo goleador de Santos en este Apertura 2017 con ocho tantos. Un número elevado para lo que nos tienen acostumbrados los últimos delanteros de Santos. Seguramente rebasará o llegará a por lo menos diez en total al finalizar el torneo regular. Lamentablemente para él, la afición se acuerda más de las 25 que falló que de los ocho que anotó al momento.


Twitter: @DavidDelaGarza_