El Semáforo

El Semáforo

El futbol ya no es lo mismo. Este hermoso deporte cambió. El jogo bonito, el tiqui-taca de Guardiola, el futbol total de Holanda, para nuestra mala suerte ha quedado en los videos de antaño. Ahora se preocupan por todo menos por el buen futbol. Las últimas finales de los torneos más importantes a nivel mundial fueron aburridas y con pocos goles. Sudáfrica 2010 y Brasil 2014 (tiempo extra), Copa América 2015 y 2016, penales, Eurocopa 2016 tiempo extra. Gana el que menos propone, el que menos arriesga. El que más suerte tiene.

Es el tercer divorcio de Omar Bravo con las Chivas, equipo con el que debutó en 2001 y al que dejó en 2008, regresó en 2009 y en 2014, pero éste parece el definitivo. Al máximo goleador de la historia del cuadro rojiblanco decidieron dejarlo ir unos días antes de que inicie el torneo, le hacen el feo y se acomoda en la NASL, Liga de futbol en EU. Una decisión técnica que más bien parece una orden de los de arriba que dejó bailando a un jugador emblemático para la institución.

Sin los reflectores que merece, Tim Duncan se retira. Y no porque el jugador de los Spurs no se los merezca, sino porque se va como nos acostumbró 19 años en la NBA, sin bombo ni platillo, pero con sus títulos bajo el brazo. Con una carrera que le reservará un lugar especial en los libros de historia como uno de los mejores de todos los tiempos, con cinco anillos, dos MVP, tres veces el Más Valioso en Las Finales, pilar en el récord de los Spurs en sus 19 años: 1,072-438. Términó una era de la “vieja escuela”.

twitter@danielacohenm